Más de la mitad de los conductores no para cuando tiene sueño

Con casi 90 millones de desplazamientos en las carreteras españolas previstos para este verano, el dato resulta preocupante, ya que 14,4 millones de conductores admiten que se resisten y que fuerzan al máximo para no detenerse cuando sienten somnolencia en sus desplazamientos vacacionales

 Más de la mitad de los conductores no para cuando tiene sueño
Más de la mitad de los conductores no para cuando tiene sueño

Al volante acecha uno de los grandes peligros para los conductores y del que menos conciencia se tiene: el sueño. Es uno de los problemas más graves y comunes de todos los desplazamientos. Además, en verano, esta situación aumenta debido al calor, los largos y monótonos viajes por autovía y las ganas de llegar a nuestro destino.

Los efectos del sueño son fácilmente reconocibles: bostezos, parpadeo excesivo, gran relajación y pequeñas cabezadas cada vez más frecuentes. Pero parece que los españoles todavía no son del todo responsables ante esta situación, normalmente por exceso de confianza. Es por ello que el 55% de los conductores admiten que se resisten y que fuerzan al máximo para no detenerse cuando tienen sueño en sus desplazamientos vacacionales. 

Además, 17 millones de automovilistas  reconocen que han sufrido somnolencia al volante alguna vez, y de ellos más de 8 millones han tenido ‘microsueños’ o se han quedado dormidos mientras conducían. Esto ha llegado a provocar casi 1,4 millones de accidentes, una situación alarmante. Además, de todos ellos, casi 800.000 fueron graves o muy graves. 

Éstas son algunas de las principales conclusiones del estudio ‘Influencia de la somnolencia en los accidentes de tráfico en España (2011-2015)’ realizado por la Fundación Línea Directa en colaboración con FESVIAL (Fundación Española para la Seguridad Vial). El informe, que analiza en profundidad 442.000 accidentes registrados entre 2011 y 2015, se completa con una encuesta realizada a 1.700 conductores de toda la geografía nacional que recoge la percepción de los españoles sobre un problema que, cada año, pone en riesgo a millones de conductores de nuestro país. 

Sin embargo, pese a la gravedad del problema, las campañas de concienciación de las administraciones parecen no ser muy efectivas. Se estima que casi 13 millones de conductores no siguen las recomendaciones de la DGT sobre los descansos. La organización aconseja parar de 20 a 30 minutos cada 200 kilómetros o cada 2 horas, consejo que siguen en mayor porcentaje los hombres de entre 45 y 54 años. Las consecuencias del sueño son muy variadas.

Además, 10,8 millones no leen los prospectos de los medicamentos para asegurarse de que sus efectos no van a poner en riesgo su seguridad al volante, otro contratiempo más que habitual.

Lo más llamativo es que estos comportamientos no parecen ser producto del desconocimiento o de la falta de información, ya que el 77% de los conductores (alrededor de 20 millones) creen que la somnolencia puede ser igual o más peligrosa que el alcohol a la hora de ponerse al volante.

Por todo ello, la DGT recomienda, además de cumplir las paradas aconsejadas, no dudar a la hora de detenerse en cualquier momento que se sienta fatiga o somnolencia al volante, aunque queden pocos kilómetros para el destino final. Una de sus recomendaciones es dormir durante 15 minutos en una zona segura.

Además de las paradas, los siguientes consejos también están sugeridos para evitar la somnolencia:

  • Bajar del coche en las paradas y tomar una bebida estimulante, como café, té o refresco
  • Ventilar bien el coche, no poner música relajante y mascar chicle
  • Si se viaja con acompañantes, mantener una charla con estos
  • Evitar las comidas copiosas antes de conducir
  • Turnarse en la conducción en los viajes largos con otra persona
  • Evitar conducir entre las 3 y las 5 de la madrugada y las 14 y las 16 de la tarde, ya que son las horas más peligrosas

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído