Como tantos estudiantes, Roberto Martínez, decidió matricularse en la Universidad de Salamanca abandonando su hogar, La Bañeza (León), en 1992. Cuando llegó a tierras charras, quedó impresionado por su ambiente universitario y decidió empezar a coleccionar objetos vinculados al mundo estudiantil. Pero no solo de Salamanca, sino de todo el planeta.

Museo Estudiante 8“Sabía que no existía ningún museo en el mundo dedicado a los estudiantes y, al visitar el de la Universidad de Salamanca, comprobé que predominaban los objetos religiosos y que se conservaban pocas piezas que tuvieran contacto con el entorno universitario. Entonces, entendí que una institución así merecía iniciar un proceso de recopilación de objetos”, indica a SALAMANCA24HORAS.

Museo Estudiante 2

Martínez acumula 3.000 de todo tipo: grabados, láminas, fotografías, indumentarias, distintivos, partituras, canciones, pliegos de cordel, libros, revistas, estampas, tarjetas, instrumentos musicales…

Museo Estudiante 16

“Me encanta el sable con el que se batían en duelo los estudiantes alemanes. Los cortes que se hacían en la cara eran signos de honor”, reconoce.

Museo Estudiante 20

Para lograr esta y otras piezas, Roberto está en contacto con librerías y casas de coleccionistas y de subastas, aunque alguna la ha encontrado en el rastro: “Muchas veces, la búsqueda es a ciegas, pues encuentras objetos que tienes que documentar y, en otras ocasiones, posees un documento pero hay que localizar las piezas a las que se refiere. Lo que más ilusión hace es hallar objetos únicos que no existen en ninguna biblioteca. Hay pliegos de cordel que he tardado en conseguirlos 20 años”.

Museo Estudiante 6

La colección de Roberto Martínez es tan completa que ha prestado material para hacer exposiciones en España, Bélgica, Colombia, Italia, México, Polonia y Portugal… “Al ser un museo único en el mundo es un referente al que la gente acude para documentar libros o realizar exposiciones temporales, tesis doctorales y programas de televisión”, explica el dueño del Museo Internacional del Estudiante.

Museo Estudiante 18

Su intención es conseguir un espacio físico en Salamanca para recoger toda esta colección en un museo: “500 grabados se pueden almacenar en carpetas, pero si se tratara de exponerlos, se necesitarían más de mil metros de pared. Por eso, en 1999 se intentó ubicarlo en las Escuelas Menores a través de una posible reforma prevista para el edificio y que no se hizo”.

Museo Estudiante 22

Ante la falta de respuesta, Roberto guarda el material del que dispone en diversas ubicaciones y la expone cibernéticamente en la página web www.museodelestudiante.com para poder mostrar lo que tiene y evitar que otra ciudad se adelante a Salamanca.

Museo Estudiante 25

Si la negativa de las administraciones públicas continúa, Martínez buscará financiación privada para contar con un lugar en el que exponer toda la obra que recopila.

Museo Estudiante 21

Por aquello de albergar a la universidad más antigua de Iberoamérica, este coleccionista opina que Salamanca es el escenario ideal para acoger este museo. “Igual que no se monta uno sobre San Fermín en Sevilla, este hay que encajarlo en la capital charra”, razona.

Museo Estudiante 15

Ante lo llamativo que resulta que un sitio eminentemente estudiantil y turístico como es Salamanca carezca de un museo físico de esta índole y que es único en el planeta, a Roberto Martínez solo se le ocurre lanzar una pregunta desde los lugares secretos en los que guarda estas pertenencias: “¿Quién me ayuda a construir este museo?”.


Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído