Nace la Confederación Católica de Madres y Padres de Castilla y León para "defender la libertad de las familias para decidir cómo deben ser educados sus hijos"

Surge de la unión de las federaciones de Salamanca, Burgos y Valladolid

Manifestación en Salamanca contra la Ley Celaá
Manifestación en Salamanca contra la Ley Celaá

Las federaciones católicas de madres y padres de alumnos de Fecampa Burgos, Fecampa Salamanca y Fecampa Valladolid se han unido "ante la necesidad" de que los niños cuyas familias han elegido una educación católica "no sean discriminados por una decisión de las familias, tengan una representación, se oiga su voz y se defiendan sus intereses a través de las familias, agente educativo de primer orden, en los órganos de los distintos ámbitos administrativos de gestión educativa de Castilla y León". 

La Confederación Católica de Federaciones de Madres y Padres de Castilla y León "se crea para defender la libertad de las familias para decidir cómo deben ser educados sus hijos y elegir en que centro deben cursar sus estudios tal y como declara la Constitución Española de 1978 en su art. 27.3", han explicado.

La finalidad de la confederación es conocer, propagar, ejercitar, fomentar, proteger, representar y, en su caso, defender colectivamente los derechos y deberes que a la familia y a sus miembros corresponden en asuntos relacionados con la educación y escolarización de sus hijos. "Creemos firmemente que el seno familiar constituye uno de los pilares educativos más importantes y de primer orden por lo que las familias son un eje fundamental para elegir, decidir y a tener en cuenta en la formación y educación de sus hijos dentro del marco de la libertad de enseñanza".

"Actualmente esa libertad de enseñanza ha sido cuestionada y, por ende, las familias desplazadas y apartadas de uno de sus roles principales. El modelo de conciertos educativos es garantía de la libertad de elección de educación de las familias y de pluralidad, y contribuye a la excelencia pedagógica de la educación española", indican, para reclamar "urgentemente la vuelta al pacto educativo" y acercar posturas entre todos los agentes e instituciones educativas que mejoren la calidad de la enseñanza e inviertan tanto en recursos humanos como económicos. 
"Declaramos y afirmamos que la red pública y la red concertada son complementarias y que ambas garantizan el derecho a la educación y la pluralidad. No deseamos confrontaciones ni enfrentamientos; somos familias que, sin lugar a duda, desean la mejor educación para sus hijos. Se puede defender la escuela pública sin ir contra la libertad de enseñanza, que incluye el derecho de elección de centro por parte de las familias. Queremos y deseamos que la enseñanza pública y la enseñanza concertada tengan calidad y sean altamente competitivas porque de ello dependerá el desarrollo y el progreso de las sociedades venideras", concluyen.

La sede de Confecampacyl se ubicará en Valladolid, en la calle Felipe II, y ostentará la presidencia Ángela Melero Camarero, presidenta de Fecampa Valladolid. 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído