Un niño de tres años abandonado en un coche, un menor fugado de un centro de menores y un ajuste de cuentas, el espectacular suceso ocurrido en Salamanca

Un hombre ha sido detenido por una supuesta agresión junto al río, cerca de la iglesia Nueva del Arrabal

Un niño de tres años abandonado en un coche, un menor fugado de un centro de menores y un ajuste de cuentas, el espectacular suceso ocurrido en Salamanca
Un niño de tres años abandonado en un coche, un menor fugado de un centro de menores y un ajuste de cuentas, el espectacular suceso ocurrido en Salamanca

16.17 del viernes 26 en Salamanca. La Policía Local de Salamanca recibe el aviso de que se está produciendo una pelea en la zona del río Tormes, junto al parque de la iglesia Nueva del Arrabal. Hasta el lugar de los hechos se movilizan dos patrullas y encuentran a un hombre tirado en el suelo, con signos evidentes de haber sido agredido, y a una pareja, hombre y mujer, emprendiendo la huida a la carrera.

Los policías inician la persecución mientras que uno de los agentes permanece junto a la víctima para esclarecer los hechos y salvaguardar su integridad. El hombre afirma haber sido agredido por una pareja, a la cual había conocido ese mismo día, que le reclamaba una suma de dinero que al parecer este le debía, de acuerdo con información facilitada por fuentes municipales. Al no haber podido pagar, la pareja decidió agredir al varón, el cual afirma que el varón llegó a amenzarle con una navaja y que la mujer le arrojó al suelo. Una vez perdida la verticalidad, la pareja habría agredido con saña a la víctima, que presentaba diferentes heridas cuando las fuerzas y cuerpos de seguridad llegaron al lugar de los hechos.

Finalmente, los agentes municipales pudieron alcanzar a los supuestos agresores. Tras inmovilizarlos procedieron a llevarlos frente a la víctima, quien los identificó de inmediato. Sin embargo, los policías locales no encontraron el arma blanca por ningún lado, por lo que llevaron a cabo un registro de la zona. 

Fue entonces cuando, para sorpresa de los agentes, dieron con un vehículo que se encontraba aparcado al sol y en el que se hallaba un niño dormido de tres años. La Policía no tardó en comprobar que el coche era de la mujer que había intentado huir del lugar de la agresión y que el menor era su hijo. El niño fue puesto a disposición de los servicios sociales ya que los agentes municipales consideraron que la madre no estaba en condiciones para hacerse cargo del menor. Testigos presenciales del suceso con los que ha podido contactar SALAMANCA24HORAS afirman que la mujer presentaba signos de estar bajo los efectos de alguna sustancia estupefaciente, extremo que no ha podido confirmarse con fuentes municipales.

No fue lo único que se encontraron los policías, ya que mientras se encontraban chequeando el interior del coche durante el rescate del menor los agentes comenzaron a oír gritos de una persona, un joven que se encontraba escondido entre unos juncos del río, que llamaba a la mujer implicada en el suceso por su nombre. El joven resultó ser otro menor de edad, el cual se había escapado de un centro de menores ubicado en el municipio vecino de Cáceres.

La situación todavía tendría otro giro de guion, puesto que el coche donde se encontraba el niño de tres años había sido identificado previamente esa misma mañana por dos jóvenes que denunciaron una agresión por parte de dos hombres y una mujer. Los denunciantes habían apuntado la matrícula del vehículo, la cual coincidía con la del coche encontrado en el parque de la iglesia Nueva del Arrabal.

Tras este maremágnum de sucesos, el hombre que escapó ha sido detenido y la Policía se encuentra trabajando en el caso para conocer más detalles de todo lo ocurrido.  

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído