“No saben lo que es levantarse por la mañana sin tener dolor de estómago al arrancar el coche en la puerta de casa”

 “No saben lo que es levantarse por la mañana sin tener dolor de estómago al arrancar el coche en la puerta de casa”
“No saben lo que es levantarse por la mañana sin tener dolor de estómago al arrancar el coche en la puerta de casa”
Antonio Basagoiti Pastor (1969) inició su actividad política a mediados de 1995 como concejal de Bilbao, ciudad que asegura “llevo en el corazón”, desempeñando brevemente el cargo de director general del Instituto de la Juventud (1998-1999). Durante su carrera política ha liderado durante tres legislaturas consecutivas la oposición en el Consistorio bilbaíno, y desde 2004 presidió el Partido Popular de Vizcaya, cargo que desempeñó hasta ser elegido en 2008 presidente del Partido Popular en el XII Congreso del Partido Popular del País Vasco. En la actualidad es presidente del PP del País Vasco. Forma parte de las Ejecutivas provincial, regional y de la Junta Directiva Nacional del Partido Popular presentándose por primera vez en 2009 como candidato a Lehendakari.

Nació y se crió en el seno de una familia de destacados empresarios y banqueros vizcaínos, que cuentan con una fuerte presencia en la Banca, siendo descendiente de Antonio Basagoiti Arteta, fundador de Iberdrola y del Banco Hispano Americano, ahora integrado en el BSCH. Tal y como cuenta él mismo, vivió en Getxo desde que cumplió un año hasta que a la edad de siete años abandonó el País Vasco por razones familiares. Regresando nuevamente a Bilbao, para estudiar en la Universidad de Deusto donde se licenció en Derecho. Tras trabajar en la banca, entró en política con 25 años motivado por su tía Ascensión Pastor.

Tras las elecciones autonómicas de 2009 en el País Vasco, socialistas y populares firmaron un pacto de Gobierno, para que estos últimos apoyasen al socialista Patxi López en la sesión de investidura del Lehendakari. Gracias a este pacto, el PP llegó por primera vez en la historia a la Presidencia del Parlamento Vasco, y se concertaron varias políticas, en un acuerdo denominado "Bases para el cambio democrático al servicio de la sociedad vasca" y que ha sido, como él explica en esta entrevista, uno de los pilares para la normalización democrática y de libertad en el País Vasco y el final de la banda terrorista. El documento consta de seis capítulos: política en defensa de las libertades y contra el terrorismo; política para hacer frente a la crisis y crear empleo; política de desarrollo de nuestro autogobierno; políticas sectoriales; vivienda, infraestructuras y medio ambiente; EITB medios de comunicación públicos al servicio de todos

 
- Señor Basagoiti, un nuevo anuncio de ETA emitido por ‘Gara’ este fin de semana en una entrevista con los terroristas.
- La verdad es que ETA quiere estar en campaña. No suelo comentar las entrevistas que se le hacen o aparecen encapuchados. La entrevista tiene una cosa buena y otra que no. La buena es que siguen diciendo que no van a pegar tiros y la mala es que siguen con su paranoia con las fuerzas de seguridad.
 
- Usted tiene esperanza en ese final de ETA tan deseado por los vascos y el resto de españoles de bien.
- Tengo esperanza porque hemos avanzado y trabajado mucho y bien en los últimos años. Mirando veinte años para atrás mataban un guardia civil, un policía o un militar uno al mes. Han ocurrido cosas muy importantes, como la Ley de Partidos, la rebeldía ciudadana de Ermua, el Pacto Antiterrorista o la nueva situación política en el País Vasco. Lo que ha hecho que, al menos, ETA haya tenido que cambiar el paso y, ahora, solo queda que los terroristas asuman que tienen que cerrar las persianas.
 
- ¿Qué opinión le merece que ETA en su entrevista en ‘Gara’ afirme que “celebra que Rajoy haya roto con su discurso agresivo”?
- Esa afirmación es un caramelo envenenado. La intención de ETA siempre ha sido intentar seducir a todos los gobiernos que llegan sean del color que sean para que la presión se retire. Pero Rajoy es un hombre que tiene mucha experiencia y paciencia, que es prudente y continuamente está diciendo que ETA ya sabe el camino de la ley, el Estado de Derecho. Eso dicen los terroristas, pero no es lo que va a pasar con el Gobierno del Partido Popular, si los ciudadanos nos dan su confianza.
 
- Perdón, reconciliación, olvido…
- Son dos claves, memoria para que una cosa así no vuelva a pasar y se sepa la verdad del daño que ha hecho ETA al País Vasco y al resto de España en todo este tiempo atrás. Que no se mezclen unos asuntos penales con otros, como el que haya colocado una bomba y provocara una masacre en Hipercor. Y más que perdón hace falta que reconozcan el daño causado, no tanto el personal, sino a toda la sociedad y al País Vasco y que lo asuman para que no vuelva a pasar.
 
- ¿Habría que poner algo arriba de la mesa?
- Si alguien tiene que demostrar algo no es el Estado de Derecho, ni un gobierno del PP, ni un gobierno del PSOE, ni de otro color. Si no que es la propia ETA la que tiene que garantizar que entrega las armas. ETA no puede aspirar a ningún regalo, porque ha causado muchos años de dolor a muchísima gente y ha ofrecido una muy mala imagen del País Vasco.
 
- Los que vivimos fuera del País Vasco y seguimos de cerca la política que allí se produce, parece que tenemos dos visiones de dos partidos populares distintos en este aspecto, una, la moderna y actual del señor Basagoiti y otra la del señor Mayor Oreja y la de la señora María San Gil.
- Con Jaime Mayor Oreja comparto muchísimas cosas. Sigo sus diagnósticos muy de cerca. Eso sí, existen matices porque el partido no es una secta. El que marca la línea ahora es Mariano Rajoy, como antes la marcó Aznar y mañana la puede marcar el que venga. No existen problemas.
 
- ¿A Patxi López y Antonio Basagoiti se les puede considerar como los principales artífices de este momento de paz política y social en el País Vasco?
. No. En absoluto. Y por lo que me toca creo que el conseguir el final de ETA, el conseguir que lo hagamos de verdad –aunque tengamos que seguir dando pasos- es un mérito de la sociedad en su conjunto, la española y la vasca que no nos ha dado la espalda, y no es mérito de ningún político de ningún color.
 
- Muchas veces da la impresión que los que vivimos fuera del País Vasco vemos la realidad distintamente a como es allí, o como la viven los propios habitantes vascos.
- Creo que el País Vasco se conoce bien. No olvidemos, por ejemplo, que en el País Vasco vive una cantidad muy importante de gentes nacidas en Castilla y León, y de muchos municipios de la provincia de Salamanca. Lo que ocurre es que el nacionalismo gobernando por un lado, y ETA matando por otro, han dado una muy mala imagen del País Vasco y de todos nosotros. 
 
- Decía el señor Josu Ezkoreka –candidato del PNV al Congreso- en el debate a cinco de la 1 de TVE que el único partido que defendía los intereses del País Vasco era el PNV, porque ni PP ni PSOE mencionaban una sola vez en su programa la palabra Euskadi.
- Me río por no llorar. Si alguien ha luchado por el País Vasco han sido las gentes del PP y del PSOE que hemos dado hasta la vida. Nos la han quitado para que haya libertad en el País Vasco. Los que hemos dado todo por esta tierra, los que hemos defendido al País Vasco somos los que hemos dado incluso nuestra vida.

- ¿Cómo ve usted, siendo presidente de los populares del País Vasco, al Partido Popular cuando hasta no hace mucho era casi como un partido ‘extraño’?

- Aquella época sí que fue difícil. Por una parte teníamos el acoso terrorista, y por otra parte el acoso nacionalista, y pudimos romperlo con el pacto político apoyando a un lendakari no nacionalista. Además, lo rompimos con el apoyo de personas de Salamanca y de otros lugares que se ofrecían a ir en nuestras listas, lo rompimos porque ETA no fue capaz de echarnos de ningún pueblo y, de paso, con el apoyo de muchos ciudadanos vascos que nos dieron su voto en las urnas. Con todas esas circunstancias hemos podido crecer y aspirar a ser el partido más votado del País Vasco.
 
- A día de hoy, ¿volvería a realizar el acuerdo político al que llegó con los socialistas vascos?
- Lo repetiría seguro. No tenía nada positivo, no ayudaba en nada en la convivencia, en la tranquilidad y la búsqueda de la paz que el señor Ibarretxe siguiera gobernando, planteando la ruptura con el resto de España, planteando la división entre vascos y, sobre todo, justificando lo injustificable. Tan sólo por eso repetiría el cambio, aun reconociendo que no compartimos todo con el PSE, porque no nos gusta todo lo que hace el lehendakari, pero sí lo repetiríamos.
 
- ¿Qué le diría a un salmantino, por ejemplo, que quisiera viajar al País Vasco?
- Que venga sin ninguna duda. Que se respira más tranquilidad. Es el País Vasco el lugar de España donde más ha subido el turismo en el último año y lo es por la situación de tranquilidad, lo es por la mejor imagen en el exterior y lo es también porque hemos puesto un poquito de sentido común gobernando el Partido Socialista, aun metiendo la pata, con el apoyo del PP desde fuera del Gobierno. Que venga al País Vasco, que no se arrepentirá, hay muy buena gente. Porque no es todo ni como lo han contado, ni como lo han leído, ni se ha visto, ni se ha escuchado en los últimos años.
 
- Señor Basagoiti, a usted se le escucha decir muy a menudo la palabra ‘gratitud’ a sus compañeros del PP de fuera del País Vasco.
- Estamos profundamente agradecidos porque nos han ayudado muchísimo. Yo quiero transmitir al resto de mis compañeros del PP, en este caso a mis compañeros en Salamanca, esa gratitud. Y también queremos transmitir que no siempre podemos estar a la gresca, que tenemos que entendernos en temas de interés general, que ya está bien esas cosas de las dos ‘españas’ eso de rojos y nacionales, que eso parte del otro siglo pasado y que tenemos que llegar a acuerdos, marcando las diferencias, pero pensando en el conjunto del país.
 
- Según las encuestas, el PP será quien tenga la misión de gobernar España. Por el contrario, en el País Vasco aún queda más de un año para las próximas elecciones, por tanto gobernará hasta entonces el PSE. ¿Seguirá entre ambos partidos esa sintonía para conseguir un País Vasco más libre?
- Por convicción, le diré que sí. En la medida que se siga haciendo en los debates parlamentarios lo acordado en su momento, a pesar de las diferencias, le repito que sí. Yo ese acuerdo no lo hice porque gobernaran en Madrid otros, sino porque hacía falta darle la vuelta al País Vasco.
 
- Más tranquila su vida en este momento, supongo.
- Sí, mucho más tranquila. A pesar de que tengo algunos encontronazos con alguna gente, como fue el viernes con el hermano del etarra Urrusolo Sistiaga –aunque no lo llegué a ver-, es otra vida. No saben ustedes lo que es levantarse por la mañana sin tener dolor de estómago al arrancar el coche en la puerta de tu casa.
 
- Supongo que verá usted una cara distinta a sus compañeros concejales, sobre todo en municipios más o menos medianos y pequeños con mucha tradición y presión arbetzale, pueblos donde para un no nacionalista es duro, muy duro vivir y más ejercer su función política.
- Hace falta aún un poquito de tiempo. Han sido tan rematadamente mal las cosas que han pasado… Aunque ya no existe el tiro en la nuca, todavía existe la presión en el entorno. Pero si conseguimos que ETA baje la persiana y logremos que cierre el negocio, la situación se reconvertirá y será otra muy distinta, con mucha más gente participando, y no esa persona que tuvo que hacer huelga de hambre en las puerta de la Audiencia Nacional para poder ser candidato, esas cosas son las que no deberían volver a pasar.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído