Nuevo Estatuto de los Acogedores Familiares

Bajo el lema ‘Todos los niños quieren una familia para ser felices. Acoge y comparte su felicidad’, la Junta de Castilla y León y Cruz Roja vuelven a lanzar una campaña que busca sensibilizar a la población en el acogimiento familiar, una forma de cuidado alternativo basado en la solidaridad y que permite a los menores, cuyas familias biológicas no pueden asumir su atención y educación, crecer en un ambiente familiar estable durante un tiempo determinado

 Nuevo Estatuto de los Acogedores Familiares
Nuevo Estatuto de los Acogedores Familiares

La consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Alicia García, el presidente de Cruz Roja Castilla y León, José Varela, y la presidenta de la Asociación de Familias Acogedoras AFASA, Nieves Jiménez, han presentado el ‘Estatuto de los Acogedores Familiares de Castilla y León’ y la campaña que se inicia en 2017 para sensibilizar y difundir el acogimiento familiar.

Alicia García ha señalado que, en materia de infancia, la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades tenía el compromiso en esta legislatura de que Castilla y León contara con un Estatuto de los Acogedores Familiares, compromiso al que se da hoy cumplimiento con su publicación en el Boletín Oficial de Castilla y León (Bocyl). Su elaboración ha sido fruto del trabajo conjunto de los profesionales de los Servicios Sociales y de las entidades que participan y colaboran en el acogimiento familiar.

El Estatuto pretende impulsar y favorecer la figura del acogedor y trata de facilitar su labor en la atención que dispensan a los menores acogidos. En él se recopilan una serie de aspectos relevantes que contribuyan al mejor desenvolvimiento del acogimiento familiar, además de los apoyos y ayudas para quienes, desde una situación de libertad y voluntariedad, deciden participar como acogedores en el sistema de protección a la infancia en Castilla y León.

En este sentido, el Estatuto recoge y ordena los distintos apoyos a los acogimientos, entre los que se encuentran la identificación y acreditación como acogedor familiar; el apoyo, seguimiento y orientación técnica y profesional en todo el proceso; la creación de sistemas de apoyo y autoayuda; el servicio de apoyo telefónico 24 horas todos los días del año; las compensaciones económicas de los gastos o las exenciones fiscales de las mismas; los permisos laborales para asistir a sesiones informativas o para los informes psicológicos y sociales; los beneficios educativos de los menores acogidos o los beneficios relativos a la conciliación de la vida personal, familiar y laboral. Al mismo tiempo, una de las grandes novedades de este Estatuto es el reconocimiento de las asociaciones de familias de acogida y el relevante papel que desempeñan en el desarrollo del programa de acogimiento familiar.

Alicia García se ha referido a que, una vez que se cuenta con este Estatuto, se quiere seguir apoyando a las familias acogedoras con otro tipo de iniciativas que abarcarían desde la elaboración de guías informativas hasta la formación a través de protocolos de actuaciones en diferentes tipo de situaciones que faciliten la toma de decisiones y la actuación de los acogedores. Además, se va a seguir difundiendo el acogimiento familiar para sensibilizar sobre su importancia, por lo que la Junta y Cruz Roja vuelven a poner en marcha en 2017 una campaña de sensibilización e informativa.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído