Los números dan la razón a la Junta: Las medidas restrictivas reducen la incidencia acumulada del virus a la mitad en Salamanca en menos de tres semanas

"Cuando descendamos por debajo de los 400 casos por cada 100.000 habitantes se retirarán esas restricciones”, indicó Francisco Igea en la noche de este lunes, tras la reunión con los hosteleros. La provincia salmantina entra, por tanto, en una semana crucial, ya que en tres semanas ha bajado de 1.072 casos a 579

73 Comentarios

 08MAX202011494702
08MAX202011494702

Este martes, 24 de noviembre, se cumplen tres semanas del día en el que Alfonso Fernández Mañueco, presidente de la Junta de Castilla y León, anunció una dura decisión: el cierre de los establecimientos hosteleros en la Comunidad, así como de los grandes almacenes y espacios deportivos. Los hosteleros confirmaron este lunes la intención del Gobierno Regional de mantener sus negocios cerrados hasta después del puente de diciembre.

La medida fue considerada impopular por numerosos sectores de la sociedad salmantina y conllevó movilizaciones. El presidente, consciente de la importancia de esta iniciativa para frenar al virus y de que iba a generar muchas críticas, indicó que era sabedor de que se trataba de medidas "duras pero necesarias".

A pesar de que otras regiones de España, como Madrid, tomaron otras determinaciones, tres semanas después, los datos avalan la drástica decisión de la Junta, al menos en Salamanca. Entre el 5 de noviembre y este pasado día 23, la incidencia acumulada del virus en los últimos catorce días en Salamanca se ha reducido a casi la mitad (46%). Es decir, ha pasado de 1.072 casos por cada 100.000 habitantes a los 579 de este lunes, 23 de noviembre. 

Para hacerse una idea, Salamanca era el 5 de noviembre la segunda provincia de Castilla y León en incidencia, sólo detrás de Burgos. Ahora es la tercera por la cola, superando a Ávila y Segovia, de una lista de nueve provincias que sigue liderando Burgos. 

La situación sigue siendo intensa en el Hospital de Salamanca, pero en esta última semana Sacyl liberó una de las unidades Covid, situada en el ala derecha de la primera planta, para acoger a pacientes "no Covid". Además, de las 24 personas ingresadas con coronavirus que se encuentran en la UCI del Clínico, cuatro enfermos han sido trasladados desde otras localidades de Castilla y León, concretamente de Medina del Campo, Ávila, Cáceres y Zamora; es decir, la unidad de críticos de Salamanca tiene capacidad suficiente y no se encuentra comprometida en este momento.

De hecho, incluso acogiendo a los pacientes Covid de otros lugares, los datos avalan que la UCI de Salamanca tiene menos ocupación por pacientes Covid que el resto de hospitales de la Comunidad, excepto Soria. 

Pese a estos datos positivos que experimenta Salamanca, la Junta sigue siendo cauta en el conjunto general de Castilla y León, aunque la vuelta de los salmantinos a los bares y restaurantes podría ocurrir pronto de continuar así la evolución de la pandemia. "Cuando descendamos por debajo de los 400 casos por cada 100.000 habitantes se retirarán esas restricciones”, indicó Francisco Igea en la noche de este lunes, tras la reunión con los hosteleros. La provincia salmantina entra, por tanto, en una semana crucial.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído