La pandemia hace florecer las plantaciones de marihuana en Salamanca; mientras, las intervenciones policiales por otras drogas se reducen

Las limitaciones de movilidad han provocado que los traficantes salmantinos apuesten por el cultivo propio, tal y como detallan agentes de la Policía Nacional a SALAMANCA24HORAS en este reportaje

Objetos requisados en una operación antidroga en Salamanca
Objetos requisados en una operación antidroga en Salamanca

La pandemia ha puesto “patas arriba” a toda la sociedad en todos los aspectos y en todos los ámbitos, inclusive a la delincuencia.

Tras la multitud de modificaciones que se han ido sucediendo SALAMANCA24HORAS ha decidido trasladarse hasta la Comisaria de Policía Nacional de Salamanca para conocer en primera persona cómo es la situación de nuestra ciudad en el área del narcotráfico. Al mismo tiempo hemos querido tener constancia de las recientes intervenciones que se han llevado a cabo, de dónde se centran los puntos calientes de venta de droga en nuestra ciudad y provincia, y de cuál es el perfil del traficante y consumidor de droga en Salamanca.

El mundo del narcotráfico es un área interesante a la par que compleja y muy peligrosa. Motivo por el que no podemos dar el nombre de la persona o personas con las que nos hemos puesto en contacto.

En el mercado del tráfico de drogas realmente nada es lo que parece y nada surge porque sí. Buscando una paradójica similitud podemos comparar a este ilegal comercio con una partida de ajedrez donde tampoco nada es lo que parece ser.

El narcotráfico es una continua partida donde policías y narcotraficantes juegan constantemente moviendo ficha. Cada movimiento de uno implica el necesario desplazamiento del otro. Las reglas del juego están establecidas: perseguidores y perseguidos.

droga
Fotografía EP

En España el narcotráfico es un negocio en auge y por lo que se ve imparable, es un gran campo sin vallar donde los delincuentes se amoldan con una gran agilidad a las circunstancias, inclusive a la pandemia. A principios de este año el periódico El País recogía un importante titular: “La brutal eclosión de la marihuana protagoniza una nueva era en el tráfico de drogas que huye de nombres propios, se diversifica con bandas policriminales y se internacionaliza”.

Bajando de escala, a nivel provincial nos encontramos con una situación poco dispar. Aunque desde Comisaria hacen hincapié en que Salamanca no es un punto caliente de tráfico de drogas a nivel nacional, sí hay presencia de esta.

En primer lugar, nos advierten de que tras la pandemia se han disparado las plantaciones ‘indoor’ que básicamente es el cultivo de marihuana. En la provincia de Salamanca también existe constancia actual de tráfico de cocaína, heroína y pastillas, aunque en un porcentaje mucho más bajo. Concretamente nos revelan que con la pandemia ha bajado mucho el consumo de pastillas al haberse cerrado el ocio nocturno, ya que es en las fiestas donde se registraba mayor manejo de estas sustancias. En este sentido la calle Varillas era un punto caliente.

Actualmente hay otra droga, cuyo consumo se ha disparado entre los jóvenes, al ser barata, legal y con efecto rápido. Se llama “el gas de la risa”, más conocida como “la hormona de la felicidad”, la séptima droga recreativa más usada del mundo, que se ha cobrado alguna vida en la Costa del Sol, y de la que de momento no hay rastro en nuestra provincia, según nos confirman funcionarios de la Comisaria de Salamanca.

WhatsApp Image 2021 09 01 at 18.39.52
Resultados de una intervención conjunta entre la Policía Nacional y La Guardia Civil en Salamanca

Recientes intervenciones policiales en Salamanca

Fuentes policiales nos confirman que recientemente ha habido ocho intervenciones relacionadas con plantaciones de marihuana. El auge, como ya hemos subrayado anteriormente y según creen en Comisaria, está relacionado con la pandemia. Los desplazamientos han estado más controlados y por ello se cree que se ha disminuido el tráfico de otras sustancias como la cocaína o la heroína, aumentó, por el contrario, las plantaciones de marihuanas en naves y pisos.

Dejando aparte la marihuana, la presencia de otro tipo de sustancias en Salamanca es mínima en lo que respecta a este año, aunque debemos tener en cuenta que no ha sido un año normal. Concretamente en marzo se intervinieron dos kilos y medio de cocaína en cuatro pisos de Salamanca. También en la vía pública se interceptaron veintiocho gramos de cocaína. En cuanto a la intervención más reciente destaca la del pasado miércoles, 1 de septiembre, en el barrio de Buenos Aires donde se detectó una gran cantidad de cocaína encontrada en el interior de un coche de lujo.

El motivo principal por el que se intervienen pequeñas cantidades, de entre un cuarto de kilo o medio kilo es porque los lugares donde se venden se utilizan desde hace años como fumaderos. La compra y el consumo se hacen ‘in situ’, con el fin de no ser pillados en la calle con estas sustancias. En el caso de la heroína, los consumidores se la inyectan en el momento.

Cocaína
 

¿Dónde se encuentran los puntos calientes de droga en la ciudad y en la provincia de Salamanca?

Los puntos calientes de venta de droga en Salamanca se sitúan en el barrio de Buenos Aires y en Pizarrales. Principalmente el mayor tráfico se centra en Buenos Aires, un barrio que por el contrario destaca por tener uno de los índices de conflictividad más bajo donde no hay robos y tampoco violaciones. Las pocas agresiones existentes se deben a rencillas entre los propios clanes que residen allí (ajustes de cuentas).

En la provincia, los puntos calientes son Ciudad Rodrigo y Béjar, aunque es en Ciudad Rodrigo donde hay un mayor asentamiento debido a la mayoritaria presencia de individuos de la etnia gitana, según relata el agente de la Policía Nacional.

Por Salamanca pasa también la Ruta de la Plata que une Sevilla con Santander. Sin embargo, en este sentido, por regla general la droga va directa de un punto a otro. Por tanto, se puede decir que Salamanca es un lugar de paso, pero esto no funciona como un autobús donde se van haciendo paradas. La mercancía suele ir directa de un punto a otro, puesto que hay menor riesgo de ser identificado.

Pese a estos cuatro puntos calientes, la Policía Nacional insiste en que Salamanca no es una zona donde exista un gran negocio de venta de droga. En cambio, Plasencia, que se encuentra a tan solo una hora de Salamanca, sí, ya que tiene una mayor actividad puesto que tiene un asentamiento de gitanos muy importante que normalmente suelen ser grupos familiares. La semana pasada en Plasencia hubo dos fallecidos por adulteración de cocaína. Esta sustancia suele adulterarse con harina, azúcar y bicarbonato.

Persona adicta a la droga
Fotografía Infosalus

¿Cuál es el perfil de traficante y consumidor en Salamanca?

En Salamanca el perfil de los traficantes son principalmente grupos de etnia gitana y personas individuales, familias que siempre se han dedicado a ello y que son los que pueden manejar cantidades importantes porque tienen una amplia red de contactos. También hay constancia de comercialización de droga entre los feriantes, aunque a menor escala, señalan desde Comisaria.

El perfil de consumidor de droga en Salamanca, el mayoritario, es el drogodependiente-delincuente, aquel que tienen la necesidad de ingerir este tipo de sustancias a cualquier precio. Motivo por el que comete delitos para conseguir la droga.

De lo que actualmente no hay presencia en Salamanca es del asentamiento de grupos criminales organizados dedicados a traficar con droga. Aunque desde Comisaria insisten en que esto no quiere decir que a corto plazo no se instalen. Por ello en el caso de que los hubiera sería algo ocasional.

Plantación de marihuana
Plantación 'indoor' en Salamanca

¿Qué se considera delito?

Preguntamos por qué cantidades pueden considerarse delito. En este sentido, fuentes policiales nos dan los siguientes datos: “cuatro papelinas de 0,20 gramos de heroína y billetes fraccionados ya se consideraría tráfico minoritario” puesto que indica que esa persona ha estado vendiendo.

Respecto al máximo que puede llevar una persona encima no está establecido, pero nos detallan que en este caso 5 gramos de heroína no es justificable para el consumo propio. Sin embargo, 1 gramo o incluso 2 o 3 gramos sí, siempre y cuando un juez determine después de los respectivos análisis e investigación que la persona está muy enganchada porque es un toxicómano o drogodependiente y “necesita” esas cantidades diarias para consumo propio.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído