​El parque de los Jesuitas celebra la tradicional procesión de los farolillos

Tendrá lugar entre las 18:30 y las 18:45 horas con motivo de San Martín, conmemorando la celebración que se realiza en varios países de Europa el próximo lunes 11

0 Comentarios

 FAROLILLOS
FAROLILLOS

Un año más, la Asociación de Cultura y Lengua Alemanas de Salamanca 'Max & Moritz' conmemora la Fiesta de San Martín de Tours en la huerta del parque de los Jesuitas, una fiesta que se celebra cada 11 de noviembre en varios países de Europa como Alemania, Austria, Suiza, zonas de Flandes, Países Bajos, Dinamarca o Eslovenia.

De esta manera, los niños rememoran la escena de San Martín y el mendigo antes de que con sus farolillos y sus cancioncillas iluminen el atardecer de Salamanca. Y lo hacen el sábado previo a la celebración para que así pueda acudir el mayor número de escolares.

La celebración principal tiene lugar después de oscurecer, cuando los niños de diversas edades efectúan un recorrido de casa en casa portando farolillos de papel. En los Países Bajos incuso la festividad va más allá pues los niños van interpretando en las puertas la cancioncilla típica del farolillo y son recompensados con golosinas o frutas.

En el sur de Alemania hoy día se suele comenzar la celebración en las guarderías (Kindergarten) con una misa especial para las familias donde se ensalza la figura de San Martín. Después los niños con sus padres pasean por el barrio cantando con sus farolillos que han sido elaborados bien en el centro educativo bien con sus padres. Después de esa procesión portando los farolillos suele haber una hoguera (Martinsfeuer) y bocadillos, y la asociación invitará precisamente a una bebida caliente especiada (Glühwein) y una bretzel dulce

En otras partes del país se hace el paseo siguiendo a San Martín sentado sobre su caballo y al final del recorrido se comen panes dulces con pasas. A menudo hay representaciones de teatro que muestran a San Martín como soldado, entregando la mitad de su capa a un mendigo que se encontraba pasando frío a su entrada en el pueblo.

En los Países Bajos incluso la festividad va más allá pues los niños van de casa en casa interpretando en las puertas la cancioncilla típica del farolillo y son recompensados con golosinas o frutas. Es muy probable que esta costumbre sea la antecesora de la tradición anglosajona de Halloween, aunque no hay fuentes que lo documenten.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído