Los peligros de la salmonella: cómo evitarlos

La salmonella es una enfermedad bacteriana que se agrava en la época estival. Por eso es importante tener en cuenta las siguientes recomendaciones

2 Comentarios

Cesta con huevos | Fotografía EP
Cesta con huevos | Fotografía EP

La salmonella es uno de los nombres que más vas a escuchar durante la época estival. Se trata de una bacteria que “generalmente vive en los intestinos de animales y humanos, y se libera mediante las heces. Los humanos se infectan con mayor frecuencia mediante el agua o los alimentos contaminados”, según detalla Mayo Clinic.

La mayor parte de las personas que se infectan por salmonella no suelen tener síntomas graves. Otras en cambio se presentan síntomas leves como fiebre, diarrea, calambres abdominales, náuseas, vómitos o dolor de cabeza.

Esta infección suele ser una de las más temidas, sobre todo en el verano donde el riesgo de padecerla se dispara, ya que es una bacteria que no se lleva del todo bien con las altas temperaturas.

Entre los alimentos que presentan un mayor riesgo de infectarse, se encuentran: el huevo crudo, la carne cruda o las frutas y verduras.

Cómo evitar contagiarse:

1. Se recomienda comprar los productos en establecimientos de confianza, que cumplan con las debidas licencias, permisos y por supuesto controles

2. Es importante manipular los alimentos siempre con las manos bien limpias. También es importante mantener una buena higiene en la cocina, y en los utensilios que van a estar en contacto con los alimentos

3. Imprescindible no romper la cadena de frío y cocinar bien los alimentos

4. Se hace necesario también consumir rápidamente las salsas, sobre todo aquellas que tienen como ingrediente el huevo

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído