Uno de los periodistas asesinados en Burkina Faso es el salmantino Roberto Fraile

Se encontraba grabando un reportaje con el periodista David Beriain sobre la caza furtiva. Ya fue víctima de un atentado en Siria en 2012

Uno de los periodistas asesinados en Burkina Faso es el salmantino Roberto Fraile
Uno de los periodistas asesinados en Burkina Faso es el salmantino Roberto Fraile

Tristes noticias las conocidas este martes en Burkina Faso, donde dos periodistas españoles han sido asesinados mientras grababan un documental sobre la caza furtiva en el país africano. Uno de ellos es el cámara salmantino Roberto Fraile, que acompañaba a David Berain en su labor de investigación sobre los esfuerzos de las autoridades de Burkina Faso para proteger los parques naturales del país frente a la caza furtiva y las comunidades que habitan en ellos.

Desde SALAMANCA24HORAS queremos mandar un afectuoso abrazo a sus familiares, amigos, compañeros y seres queridos, y nos sumamos a las condolencias en estos terribles momentos.

Ambos formaban parte de un grupo de unas 40 personas con las que se perdió el contacto hacia las 15:30 horas del lunes en un parque natural situado en la frontera entre Burkina Faso y Benín, una "zona peligrosa por ser campo de operaciones de terroristas, cazadores furtivos y bandidos", ha subrayado la ministra de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, que ha lamentado la noticia.

Roberto Fraile, natural de Barakaldo pero que llevaba toda su vida viviendo en Salamanca, ha estado ligado en gran parte de su carrera profesional a RTVCyL. Cámara de La 8 de Salamanca, también contaba con gran experiencia en conflictos armados.

El profesional, con dos hijos, tenía su residencia en la ciudad de Salamanca, donde vive su familia y desde donde viajaba a distintos países de distintos continentes para la realización de reportajes como el que estaba desarrollando hasta esta semana en Burkina Faso. 

En esta ocasión acompañaba, como reportero gráfico, a David Berain, famoso por sus documentales en DMAX. La serie ‘Clandestino’ se adentraba en los mundos más peligrosos de la mafia, el tráfico de armas o el narcotráfico. De hecho, no era la primera vez que trabajaban juntos, y ambos, Beriain y Fraile, participaron en 2017 en un documental de Hernan Zin titulado 'Morir para contar', en el grandes reporteros de guerra contaban sus peores recuerdos y la manera en que se enfrentan a ellos.

Los dos españoles, ambos varones, se encontraban en paradero desconocido junto a un irlandés y un miembro de las fuerzas de seguridad burkinesas tras un ataque ejecutado por personas armadas no identificadas contra una patrulla mixta de la unidad contra la caza furtiva en la provincia de Kompienga (este).

Los medios locales habían informado de que dicho ataque se saldó con tres heridos y cuatro desaparecidos y posteriormente han indicado, citando fuentes de seguridad, que los tres occidentales han sido ejecutados por sus captores, si bien otros apuntan a que habrían resultado heridos en la emboscada.

El ataque, perpetrado cerca de la localidad de Pama, capital de la provincia, se saldó además con el robo de armamento y equipamiento por parte de los asaltantes. Entre el material se encuentran dos ametralladoras montadas sobre vehículo, un dron, doce motocicletas y receptores de frecuencia.

Roberto Fraile resultó herido en un atentado en Siria en 2012

Roberto Fraile ya resultó herido en un atentado en Alepo, Siria, en 2012. Entonces fue la explosión de un artefacto mientras se encontraba grabando a las tropas insurgentes en el conflicto bélico de Oriente Medio. Tuvo que ser intervenido en el lugar de los hechos y, posteriormente, trasladado al país vecino de Turquía.

No era la única experiencia internacional de Roberto Fraile, que también había estado presente en conflictos bélicos de Afganistán, Libia o Irak.

Violencia yihadista en el Sahel

El este y el norte de Burkina Faso han sufrido un aumento de la inseguridad durante los últimos años, especialmente a causa del repunte de los ataques por parte de grupos yihadistas, entre ellos la rama de Al Qaeda en el Sahel, el Grupo para el Apoyo del Islam y los Musulmanes (JNIM), y Estado Islámico en el Gran Sáhara (ISGS), que han provocado además un incremento de los enfrentamientos intercomunitarios.

En mayo de 2019, dos turistas franceses fueron secuestrados junto a su conductor, que fue asesinado, en el parque natural de Pendjari, en Benín y fronterizo con Burkina Faso, país al que fueron trasladados por sus captores y donde fueron rescatados en una operación de las fuerzas especiales galas en el que murieron dos militares.

El Ejército burkinés confirmó el lunes que durante la última semana de operaciones antiterroristas han muerto cuatro militares y han sido "neutralizados" dos supuestos terroristas, tal y como ha recogido el portal de noticias Burkina24.

Ante esta situación, el primer ministro de Burkina Faso, Christophe Dabiré, abrió a principios de febrero la puerta a un posible proceso de diálogo con los terroristas. "No decimos que Burkina Faso esté en contra de las negociaciones con los terroristas", afirmó en un discurso ante el Parlamento.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído