Petición de una normativa más exigente para evitar el incremento del número de casos de ludopatía

FECYLJAR insta a figar una distancia mínima de 300 metros entre todo tipo de establecimientos de juego y que se pida el DNI para jugar a las máquinas tragaperras

 ASALJAR aborda en La Purísima el drama de la ludopatía
ASALJAR aborda en La Purísima el drama de la ludopatía

La Federación Castellano y Leonesa de Jugadores de Azar Rehabilitados, FECYLJAR ha solicitado de nuevo a la Administración Pública "medidas reales y efectivas que aplaquen el aumento de casos de ludopatía en la población castellano y leonesa, sobre todo en los jóvenes, cuyo porcentaje total en Castilla y León es del 69 por ciento".

Así, con el objetivo de controlarlas, desde FECYLJAR se pide la paralización de nuevas licencias de establecimientos de juego. "En este año está prevista la apertura de otros 20 nuevos establecimientos de Castilla y León, concretamente 16 salones de juego y 4 casas de apuestas”, matiza el presidente de FECYLJAR, Ángel Aranzana.

Por otro lado, también insta a que haya una distancia mínima de 300 metros entre todo tipo de establecimientos de juego. En este sentido y en cuanto a las distancias de casas y salones de juego a las puertas de colegios e institutos de la Comunidad, FECYLJAR también cree necesario que se pase de los 100 metros actuales a los 300 metros, “y como sabemos en algunos casos hay institutos y salones de juego a menos de 80 metros”, señala Aranzana.

Según el presidente de FECYLJAR hay que sensibilizar a las instituciones, legisladores y población en general de la epidemia del juego ya que “la ludopatía es una enfermedad que conlleva consecuencias muy graves, y parece que la Administración no quiere tomar medidas efectivas”. 

FECYLJAR exige también que para usar este tipo de máquinas, ya sean en salones de juego o casas de apuestas, se tomen las mismas medidas que en bingos y casinos y se solicite el DNI.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído