El poder de compra medio de los castellanos y leoneses aumenta un 2,5% en el último año, frente a la caída del 2% en 2020

En el conjunto del país el salario medio gana un 1,7% de poder de compra cuando hace un año perdía un 1,4%

0 Comentarios

Rebajas en Salamanca ICAL (1)
Rebajas en Salamanca ICAL (1)

El salario medio en Castilla y León ha aumentado en el último año un 2,5 por ciento el poder de compra de los trabajadores, mientras que un año atrás conllevaba una pérdida del dos por ciento, una ganancia equivalente a 449 euros anuales. En el conjunto de España, el salario medio gana un 1,7 por ciento de poder de compra cuando hace un año perdía un 1,4 por ciento (reflejando una ganancia de 349 euros anuales). Así se desprende del ‘Monitor Adecco de Oportunidades y Satisfacción en el Empleo (I) para Castilla y León’, recogido por Ical. 

En el estudio se apunta que la remuneración media de Castilla y León ha experimentado en los últimos 12 meses un crecimiento de un 3,9 por ciento, marcando un nuevo máximo histórico, con 1.539 euros por mes, el salario más alto para la región según las estadísticas. Eso sí, la magnitud del incremento está exagerada por el hecho de que el salario medio del segundo trimestre de 2020 fue el más bajo de los últimos años como consecuencia de los ERTE. Si además se descuenta la inflación de la evolución del salario medio, aparece la variación de su poder de compra. 

En estos momentos en la autonomía hay 39.500 personas que llevan desocupadas al menos dos años. De acuerdo con la media móvil de cuatro trimestres, el colectivo de parados de larga duración en Castilla y León equivale al 26,8 por ciento del total de personas sin empleo, lo que resulta 0,8 puntos porcentuales menos que un año antes. Pese al descenso, es la tercera proporción más elevada a nivel autonómico. 

De acuerdo con el estudio, mientras en la autonomía ha crecido en 9.600 el número de parados de larga duración, ha caído en 1.300 personas el colectivo de parados de corta duración. De esto surge un incremento total de 8.300 desocupados a lo largo de los últimos doce meses. 

Además, la proporción de parados que está cubierto por una prestación por desempleo baja desde el 74 por ciento de hace un año a un 68 por ciento ahora. Es la primera reducción interanual en el colectivo de desempleados cubiertos por una prestación para la autonomía desde 2015.

Las distintas restricciones a la actividad económica para enfrentar la pandemia del coronavirus iniciaron una caída generalizada de la siniestralidad laboral en todo el país que, en el caso castellanoleonés, ha tocado a su fin. No obstante, el aumento interanual en Castilla y León de la siniestralidad ha sido moderado, de un 0,6 por ciento, alcanzando 60,3 accidentes cada 10.000 ocupados (a nivel nacional se ha producido un ligero aumento de un 0,1 por ciento). 

La octava mejor de España para trabajar 

Con una caída del 1,3 por ciento en la puntuación global del Monitor Adecco, Castilla y León ha sido la autonomía que menor reducción ha registrado, con lo cual escala tres posiciones desde la última edición del informe hasta colocarse en el 8º puesto de las mejores regiones para trabajar, con 5,9 puntos sobre 10. El ranking lo encabeza Madrid con 6,9 puntos, seguida por Cataluña con 6,5. Canarias permanece en el último puesto, escoltada una vez más por Castilla-La Mancha. Tercera por la cola se coloca Baleares, que desciende ocho peldaños en comparación con el segundo trimestre de 2020. 

Tras cuatro trimestres consecutivos con descensos, el salario medio del conjunto de España ha tenido un incremento interanual de un 3 por ciento. De este modo, supera ligeramente el máximo anterior, de marzo de 2020, por lo que sus actuales 1.701 euros mensuales suponen un nuevo máximo histórico. En todo caso, la magnitud del incremento está exagerada por el hecho de que el salario medio del segundo trimestre de 2020 fue el más bajo de los últimos 14 años como consecuencia de los ERTE.

Algo similar ocurre en Castilla y León, donde la remuneración media crece un 3,9 por ciento interanual, marcando un nuevo máximo histórico, con 1.539 euros por mes. 

La Comunidad de Madrid sigue teniendo el salario más elevado, con una remuneración media de 2.019 euros mensuales (+2,5 por ciento interanual), seguida muy de cerca, una vez más, por el País Vasco, con un salario medio de 2.016 euros por mes (+3,4 por ciento). Les sigue Navarra, que tras un incremento de un 3,4 por ciento, alcanza los 1.887 euros/mes. En el otro extremo, Canarias se mantiene en el último lugar (1.324 euros mensuales; caída interanual de un 3,6 por ciento), quedando por debajo del salario medio de Extremadura (1.389 euros/mes; +2,5 por ciento). 

Las distintas restricciones a la actividad económica para enfrentar la pandemia del coronavirus llevaron a una caída de la siniestralidad laboral, que se ha prolongado durante cinco trimestres: desde el primero de 2020 hasta el mismo trimestre de 2021 inclusive. En Castilla y León la siniestralidad se ha incrementado, pero de forma muy moderada: solo un 0,6 por ciento interanual. Así, la cantidad de accidentes laborales queda en 60,3 cada 10.000 ocupados, igual que el promedio nacional.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído