Este martes entra en marcha en Salamanca el plan de seguridad para el control de botellones y el cumplimiento de medidas durante los días de fiesta

Cada uno de los turnos ordinarios se refuerza con diez agentes y habrá controles de tráfico, de alcoholemia y de drogas

21 Comentarios

Universitarios de botellón. Foto Ical
Universitarios de botellón. Foto Ical

La Policía Local de Salamanca ha diseñado el plan de seguridad para la festividad de la Virgen de la Vega, que entran en funcionamiento en la tarde de este martes, día 7, y que estará operativo hasta la noche del 15 de septiembre.

Para el despliegue de este dispositivo especial, cada uno de los turnos de la Policía Local se reforzará con diez agentes adicionales, con el objetivo de vigilar el cumplimiento de las medidas sanitarias, como los aforos y los horarios de apertura, así como para controlar la celebración de botellones. 

Asimismo, durante el período referido, la Policía Local reforzará los controles de tráfico y dispondrá de una patrulla itinerante dotada de un etilómetro portátil para que las personas que lo deseen puedan someterse a un control del grado de alcohol ingerido para confirmar si pueden o no conducir.

Las actuaciones policiales estarán centradas especialmente en 24 sectores de la ciudad que son en los que usualmente se registran mayores concentraciones de personas.

En concreto, estos 24 sectores donde se realizarán patrullajes abarcan  espacios tales como las plazas Mayor, Los Bandos, Libertad, San Román, Tomás Bretón, San Cristóbal, Concilio de Trento, Anaya, Basilios, Corralillo Santo Tomás, Luis de Góngora, San Juan Bautista, Julián Sánchez ‘El Charro’, La Merced, Patio Chicho y Cuesta de Carbajal.

Igualmente se patrullarán la trasera de la Facultad de Ciencias, el puente romano, el paseo fluvial, el parque de Colón, el Campo de San Francisco, las plazas del Mercado y del Ángel, así como también la calle Varilla, San Justo, Salesas, Mercado de San Juan, Vaguada de la Palma, Palacio de Congresos, o el Parque de Los Jesuitas, entre otros. 

Además, los agentes realizarán controles de la venta de alcohol y de tabaco, así como actuaciones para vigilar la trazabilidad de las bebidas, como acción contra el garrafón.

La Policía Local dispondrá además de un inspector, un oficial, 17 agentes y un perro para el control de seguridad de los conciertos. Este equipo se encargará de vigilar el recinto, que estará acotado con vallas, velando por un correcto acceso a las instalaciones y por el normal desarrollo de los espectáculos, en los que el público deberá permanecer sentado y guardando las distancias de seguridad. 

Cabe señalar que este plan operativo será abordado el lunes en la reunión de la Junta de Seguridad, durante la que se repasarán todos los detalles y se establecerá la coordinación con la Policía Nacional. 

El Ayuntamiento de Salamanca anima a los vecinos a disfrutar de estos días con seguridad y con responsabilidad, atendiendo a las medidas sanitarias de obligado cumplimiento.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído