La Policía Local multó a un salmantino por saltarse el toque de queda por 9 segundos

La infracción se sancionó el pasado 5 de noviembre en la plaza Gabriel y Galán a las 22:00:09 horas

Un policía local de Salamanca habla con un joven.
Un policía local de Salamanca habla con un joven.

Jueves 5 de noviembre de 2020, plaza Gabriel y Galán de Salamanca. El reloj marca las 22:00 horas, las calles se encuentran prácticamente vacías y solo algunos rezagados se apresuran para llegar a casa a cumplir el toque de queda, el cual lleva activo desde hace menos de dos semanas y establece que nadie podrá permanecer en la vía pública más allá de las diez de la noche sin justificación pertinente.

Un salmantino (o salmantina) es interceptado por la Policía Local cuando pasan nueve segundos exactos desde las 22:00 horas, se encuentra incumpliendo el toque de queda fijado por la Junta de Castilla y León y va a ser propuesto para sanción, como se dice en el argot policial. Los nueve segundos pueden salirle caros ya que dicha infracción podría acarrearle una multa entre 100 y 3.000 euros, según establece el Decreto Ley 7/2020, tal y como recoge el BOE de este miércoles.

La mayoría de las multas por saltarse el toque de queda suelen sancionarse con un importe de 600 euros, el cual queda fijado en 360 euros por la reducción del 40% del pronto pago, que no es otra cosa abonar el importe y no realizar alegaciones dentro del periodo establecido. En este caso, el importe fijado por la administración -quizás por la hora a la que se sucedió la sanción: 22:00:09 horas- es de 300 euros, los cuales se quedarían en 180 euros si el afectado decide pagar sin presentar alegaciones.  

Lo cierto es que la mayoría de estas sanciones eran realizadas a altas horas de la madrugada, especialmente durante el fin de semana, cuando las personas que salían de fiesta, eminentemente jóvenes, volvían de las fiestas que se organizaban en los pisos, alternativa a la ausencia de ocio nocturno, prohibido durante la inmensa mayoría del estado de alarma. Los salmantinos que salían de fiesta acudían a alguna casa y cuando la madrugada iba avanzando, cansados por las circunstancias propias de la noche, intentaban regresar a sus domicilios. Era durante ese periodo nocturno en el que las fuerzas del orden 'cazaban' a más infractores. Repasando las sanciones en los documentos oficiales es extraño encontrar multas en la primera hora del toque de queda, ya que los propios agentes hacían un poco la vista gorda y dedicaban su acción durante esos primeros momentos más a advertir e informar que a multar. 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído