La presidenta del Colegio de Enfermería de Salamanca tendrá que declarar como investigada en un juzgado de Ávila

Se le acusa, junto a otras cinco presidentas de colegios provinciales de Castilla y León, de “usurpación de funciones públicas y prevaricación de funcionario” en el proceso para renovar el Consejo autonómico de colegios profesionales de la especialidad

0 Comentarios

La presidenta del Colegio de Enfermería de Salamanca tendrá que declarar como investigada en un juzgado de Ávila
La presidenta del Colegio de Enfermería de Salamanca tendrá que declarar como investigada en un juzgado de Ávila

La presidenta del Colegio de Enfermería de Salamanca, María José García Romo, junto a las presidentas de Ávila, Burgos, Palencia, Soria y Zamora, prestará declaración como investigada el próximo 10 de mayo después de que el Juzgado de primera instancia e Instrucción número 2 de Ávila admitiera a trámite una querella contra ellos por los presuntos delitos de “usurpación de funciones públicas y prevaricación de funcionario público” y abriera diligencias previas.

En la denuncia presentada se explica que cuando el presidente del Colegio de Ávila, Enrique Ruiz, se presentó a las elecciones del Consejo de Colegios profesionales de Enfermería de Castilla y León “ocultó que había presentado su baja por jubilación en el Colegio de Enfermería de Ávila el 24 de septiembre de 2018” y “de nuevo su alta por reingreso el 22 de mayo de 2020”, unos días antes de las elecciones.

Esta situación le inhabilitaba para ser presidente del Colegio de Enfermería de Ávila y por tanto formar parte del Consejo de Colegios, cuyo presidente en funciones, Alfredo Escaja, fue el encargado de interponer la denuncia contra Ruiz y contra las presidentas de los colegios de Salamanca así como de Burgos, Esther Reyes; Soria, Isabel Galán; Palencia, Carmen Bárcena; y Zamora, Andrés Pérez, a las que acusa de “secundar al ahora investigado en estas y otras actuaciones posiblemente irregulares”.

En ese sentido, la denuncia señala que Ruiz “causó baja por jubilación y posteriormente cursó su baja voluntaria” pero “en ninguna de ellas cesó como presidente del Colegio Profesional y continúa ejerciendo su cargo sin interrupción a pesar de que la ley lo impide”. Todas estas actuaciones, señala Escaja, se deben a una “intromisión” del Consejo General de Enfermería (CGE) y de su actual presidente, Florentino Pérez Raya, en el Consejo de enfermería de Castilla y León ante sus reiteradas exigencias al CGE para que rinda cuentas de forma transparente.

Al respecto Escaja acusó a Pérez Raya de “tener contratados a cinco familiares, dos hijos y tres yernos en el Consejo General” así como de disponer de un “entramado de sociedades paralelas” y de percibir “cinco sueldos por cargos directivos simultáneos que podrían ascender a 444.643 euros al año”.

En esa línea, consideró que “el CGE está utilizando desde hace dos años a Enrique Ruiz para desestabilizar el funcionamiento y actuaciones del Consejo” autonómico y señaló que, por estas actuaciones, el presidente del Colegio de Ávila fue “premiado con viajes de placer para él y su familia como el viaje a Singapur en el Congreso Mundial del 2019”. Convocadas en febrero y previstas para mayo, las elecciones al Consejo de Colegios profesionales de Enfermería de Castilla y León están suspendidas por los recursos presentados ante la Justicia tras la detección de estas supuestas irregularidades.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído