Los principales políticos socialistas de la provincia aseguran que Salamanca va a recuperar paulatinamente sus conexiones ferroviarias y que la situación "es pasajera"

Parece que Renfe, en la desescalada tras el estado de alarma, ha decidido situar a Salamanca en el vagón de cola de las ciudades que más pronto recuperarán sus conexiones habituales con el resto de España por tren. No es que fueran muchas antes de la pandemia, de hecho, la ciudadanía ya se quejaba, pero lo de ahora es el desierto: Un Alvia que conecta con Madrid y sale a las 06:25 horas (que aunque la web de Renfe diga que salen un Alvia y un Avant, es sólo un tren el que parte para la capital de España) y luego tres Media Distancia, siendo el último a las 16:44 horas

 1721964
1721964

Y desde Madrid más de lo mismo: tres Media Distancia que realizan el recorrido casi en tres horas y otro Alvia a las 20:40 horas, nada más.

A todas luces parece muy poco, por lo que las quejas cada vez son más relevantes. El miércoles, el alcalde de la ciudad, Carlos García Carbayo, informó que desde el Ayuntamiento se ha enviado cartas dirigidas al presidente del Gobierno y al Ministerio de Fomento para mostrar su preocupación por el estado de las conexiones y frecuencias ferroviarias tras el estado de alarma.

"Los trenes Alvia que permiten a los viajeros desplazarse entre Salamanca y Madrid cuentan hoy con menos frecuencias que antes del decreto del estado de alarma por parte del Gobierno de España", indicó el edil, afirmando también que considera “vital” la recuperación de los horarios de trenes que estaban vigentes antes de la crisis sanitaria e, incluso, potenciarlos.  “Las infraestructuras son más costosas de fabricar, pero las frecuencias son menos difíciles de implantar”, declaró García Carbayo.

Este jueves, por su parte, los comités de empresa de Renfe de UGT y CGT en Salamanca aseguraron que Salamanca se ha quedado incomunicada, con unos servicios muy limitados. Afirman que la supresión de viajes en Salamanca supera el 50% desde el pasado 22 de junio. "El recorte que se ha hecho es considerable y, aunque se ha dicho que es provisional, nos tememos que es complicado, algún tren se perderá por el camino".

Para tratar de saber si los trenes se recuperarán o será una nueva grave pérdida para Salamanca (que se añade al tren hotel Lusitania, que parece que Renfe no tiene intención de recuperar), SALAMANCA24HORAS se ha puesto en contacto con los principales portavoces socialistas de la capital y provincia, que al fin y al cabo tienen más facilidad para operar como interlocutores con el Gobierno de España, que tiene aun miembro del PSOE a la cabeza.

El primero de ellos es David Serrada, diputado por Salamanca del PSOE en el Congreso de los Diputados. Serrada afirma con rotundidad que "Salamanca no va a perder ningún tren", y que la situación es momentánea debido a lo que hemos y seguimos pasando en todo el país por el Covid-19. "Desde el primer momento, los socialistas de Salamanca estamos en contacto con Renfe y con el Ministerio de Fomento para tratar de mejorar la situación de conexiones ferroviarias de Salamanca, antes y después de la crisis. Mantememos un contacto permanente con reuniones. Vamos al Ministerio y hablamos, no mandamos cartas como el alcalde", afirma el diputado.

"Afirmamos en su día que los trenes de Salamanca eran insuficientes para Salamanca cuando nos encontrábamos en la oposición, y ahora que no lo somos, lo seguimos haciendo. Fruto de ello es que hemos conseguido de nuevo la conexión con Barcelona", dice. Serrada explica que hay que tener en cuenta el contexto en el que nos encontramos no sólo Salamanca, todo el territorio nacional. "La decisión de Renfe fue la de no volver a poner en funcionamiento todos los trenes de golpe" para no favorecer que el virus pueda trasladarse con rapidez de un sitio a otro. "El objetivo es retomar las conexiones de manera paulatina, porque los españoles seguimos sin tener la misma movilidad que antes de la pandemia, pese a que ya no haya estado de alarma. El virus sigue ahí", cuenta.

Serrada afirma que Renfe ha puesto en marcha en Salamanca de nuevo dos servicios de Alvia de ida y vuelta, tres de media distancia y dos servicios con Valladolid. "Te aseguro que, aunque el alcalde no se de cuenta, la comparativa con Valladolid es engañosa. Hay que ver qué porcentajes de viajeros y de trenes ha perdido Valladolid. Te aseguro que, ahora mismo, la situación ferroviaria de Salamanca es mejor que la suya. Esto no es un agravio, Salamanca va a recuperar sus conexiones cuando la situación mejore y vamos a seguir peleando por tener más frecuencias", finaliza Serrada en conversación con SALAMANCA24HORAS.

Preguntado por el mismo asunto, Fernando Pablos el secretario provincia del PSOE en Salamanca y procurador en las Cortes de Castilla y León es tajante. "Nuestra impresión es que paulatinamente se van a recuperar los servicios y estamos trabajando para que sea lo antes posible. Tenemos las convicción de que Salamanca no va a perder ninguna conexión con Madrid", indica.

Por último, el portavoz socialista en el Ayuntamiento de Salamanca, José Luis Mateos, explica que "estamos dispuestos a reivindicar cualquier tipo de mejora a mayores en las condiciones de comunicaciones que tiene Salamanca. Tiene que ser prioritario ahora".

Y reitera: "Queremos hacer un frente común para reivindicar para Salamanca lo que ningún otro Gobierno le ha dado con anterioridad, porque antes estuvo el PP", y asegura que en enero le envió una carta al alcalde de la ciudad, Carlos García Carbayo, explicándole que se ofrecía a ser "un interlocutor reivindicativo" con el Gobierno de España y con la Junta en tema de inversiones y conexiones ferroviarias. "No he tenido respuesta en ningún momento", indica Mateos.

Parece que, a tenor de las palabras de estos tres políticos socialistas de Salamanca, la malísima conexión ferroviaria de Salamanca es pasajera. Cuestión de días. La sospecha está ahí y Salamanca tiene ya una larga trayectoria de promesas incumplidas y cierres de líneas férreas.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído