El Procurador del Común pide más atención para alumnos con dislexia

Un estudio cifra las personas que sufren la dislexia en cerca de 700, la mayor parte con problemas de lectroescritura

 1783214
1783214

El Procurador del Común ha entrado de oficio en la problemática que presentan los alumnos con dislexia, de manera que se ha dirigido a la Consejería de Educación para proponer un diagnóstico inicial del trastorno "para lo que sería efectiva una guía o protocolo en el que, por ejemplo, a través de una tabla de indicadores de alerta, se llegara a una detección del problema lo más tempranamente posible en el entorno educativo, sin perjuicio de las aportaciones que en dicho sentido pudieran venir dadas a través de agentes externos".

Así, una vez detectado que el alumno presenta un cuadro de dislexia, para el Procurador del Común deben establecerse medidas específicas acordes con sus necesidades. "Se reitera, a estos efectos, aunque dependiendo de cada caso, la demanda de la adaptación de los tiempos para realizar exámenes, la adaptación de los modelos de los exámenes, proporcionar la lectura de los enunciados de las preguntas de los exámenes, uso de aulas separadas para la realización de exámenes, etc., a lo que abría de unirse, en todo caso, la comprensión de la problemática que presenta el alumno día a día en el marco del proceso de enseñanza y aprendizaje, por ejemplo, cuando tiene que leer en presencia del resto de los alumnos de su clase".

Sin embargo, como continúan, lo cierto es que "en estos momentos, no se cuenta con unos instrumentos genéricos que protocolicen las actuaciones que deben llevarse a cabo para la detección precoz de los alumnos con dislexia, y que permitan adoptar medidas revisables periódicamente para dar respuesta a las necesidades que presentan dichos alumnos, en particular en lo que respecta a su evaluación".

Inicio

La Consejería de Educación, por su parte, ha anunciado la elaboración de un protocolo específico para la detección temprana de dificultades de aprendizaje en lectroescritura para el próximo curso, aunque desde el Procurador del Común también requieren una acción formativa dirigada al profesorado en este ámbito. "Más concretamente, se hace alusión a cinco actividades formativas que se llevarán a cabo en el curso escolar 2017/2018, con una duración total de 100 horas, con 150 plazas que se ofertarán, aunque no se concreta si en dichas actividades formativas la dislexia tienen una atención individualizada, o es englobada en el conjunto de dificultades de aprendizaje".

Datos

No hay datos oficiales sobre las personas que pueden padecer de dislexia, si bien ATDI cifra en 689 los posibles afectados en Salamanca, la mayoría con problemas de lectoescritura. En Castilla y León este número aumenta a 5.734.

En concreto, la provincia contaría con 52 disléxicos con problemas de lectura, 44 de escritura, 42 de matemáticas y 551 de lectoescritura. 


Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído