Los profesionales de la fisioterapia, en pie de guerra contra el intrusismo

Afirma que según recoge la Ley de Ordenación de Profesiones Sanitarias de España, la quiropráctica y la osteopatía son técnicas incluidas dentro de la fisioterapia. "Es decir, no son profesiones como tales”. La Asociación Española de Quiropráctica responde que "ello no significa que esta profesión ponga en riesgo la salud de las personas o que sus tratamientos sean más peligrosos que cualquier otros que se realicen por otros profesionales

 Los profesionales de la fisioterapia, en pie de guerra contra el intrusismo
Los profesionales de la fisioterapia, en pie de guerra contra el intrusismo

El intrusismo está presente en la mayoría de las profesiones y la fisioterapia no iba a ser una excepción. El Consejo General de Colegios de Fisioterapeutas de España (CGCFE) denuncia que el hecho de que la quiropráctica haya pasado a ser una titulación superior, impartida por el Real Centro Universitario Escorial Reina Cristina, se traducirá en un incremento del intrusismo laboral.

"No se puede negar que el intrusismo es una constante en la mayor parte de las profesiones. La fisioterapia, por lo tanto, no iba a ser una excepción". Así lo denuncian profesionales como los de clinica-famed.com. El Consejo General de Colegios de Fisioterapeutas de España (CGCFE) vaticina que el hecho de que la quiropráctica haya pasado a ser una titulación superior, impartida en el Real Centro Universitario Escorial Reina Cristina, se traducirá en un incremento del intrusismo laboral.

Según recoge la Ley de Ordenación de Profesiones Sanitarias de España, la quiropráctica y la osteopatía son técnicas incluidas dentro de la fisioterapia. "Es decir, no son profesiones como tales”, insisten desde la Clínica Famed.

Tras presentarse la titulación en quiropráctica, el CGCFE se dirigió a los ministerios de Sanidad y Educación para expresar su malestar. "La respuesta de ambos organismos fue que se trata de una oferta académica sin validez en el ámbito sanitario aunque se permita su realización al tener carácter propio y no oficial. El presidente del Consejo escribía además a la Defensoría del Pueblo para denunciar la desprotección de la fisioterapia. Desprotección ante técnicas de dudoso reconocimiento científico”, insisten los profesionales de Clínica Famed.

"La alternativa, en consonancia con lo defendido por el colegio profesional, sería emplear este tipo de ofertas académicas como formación complementaria de los fisioterapeutas y no como un área de capacitación propia. Esto último no haría sino fomentar el intrusismo y poner en peligro la salud de los pacientes”, advierten desde el centro de fisioterapia madrileño.

En definitiva, la batalla de los fisioterapeutas profesionales pasa "por evitar que sus competencias sean sobrepasadas por otros profesionales del sector y, por supuesto, por personas sin una titulación en cualquiera de las ramas de Ciencias de la Salud." Recuerdan además que el paciente "ha de ser capaz de detectar posibles irregularidades para poder avisar a las autoridades competentes. Para ello es básico incidir en labores de concienciación entre la población para que recurran siempre a profesionales solventes y que cuenten con todas las garantías sanitarias".

Respuesta de la Asociación Española de Quiropráctica

Al respecto, el presidente de la Asociación Española de Quiropráctica, Carlos Gevers, asegura que "en España la quiropráctica no está regulada, ni existen títulos oficiales de quiropráctica hasta la fecha, ello no significa que en España la quiropráctica sea una profesión prohibida, o que no deba existir, o que sólo pueda existir si se realiza o presta por un profesional con un título de fisioterapia. Y por supuesto, ello no significa que esta profesión ponga en riesgo la salud de las personas o que sus tratamientos sean más peligrosos que cualquier otros que se realicen por otros profesionales, de hecho según directrices dictadas por la Organización Mundial de la Salud En 2005, se garantiza la seguridad de su práctica cuando la ejerce un profesional titulado con un mínimo de 4200 horas de formación en la materia. Esto se da en todos los socios de la AEQ, pero no es así en el caso de los diplomados o graduados en Fisioterapia".

Y añade que "es absolutamente falso que la Ley de Ordenación de Profesiones Sanitarias (LOPS) establezca en ninguna de las disposiciones que la integran comentario alguno que pueda atribuir las competencias en materia de quiropráctica o de osteopatía a la mencionada profesión de fisioterapia. Más bien ocurre justo lo contrario, ya que en todo el Mundo excepto en España se acepta sin lugar a dudas el hecho de que quiropráctica, osteopatía y fisioterapia son profesiones absolutamente diferentes, con sustantividad propia y que, en ocasiones, pueden ser complementarias. Así lo ha significado la Federación Mundial de Fisioterapia, en la que presuntamente se integran los fisioterapeutas españoles, tal y como se acredita con la copia del escrito emitido por dicha institución, adjunta a la presente carta".

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído