"Los protocolos han funcionado a la perfección gracias al trabajo increíble de toda la comunidad educativa"

El curso escolar se cierra con un resultado "satisfactorio" para el director provincial de Educación en Salamanca

El director provincial de Educación, Ángel Miguel Morín, junto al delegado de la Junta en Salamanca, Eloy Ruiz.
El director provincial de Educación, Ángel Miguel Morín, junto al delegado de la Junta en Salamanca, Eloy Ruiz.

De “increíble” califica el director provincial de Educación de Salamanca, Ángel Miguel Morín, el trabajo realizado por “todos los miembros de la comunidad educativa” para que el curso escolar que finaliza este miércoles “se haya desarrollado satisfactoriamente”.

La contratación de docentes y algún “caso puntual de un número alto de positivos” son algunos de los problemas que destaca Morín en un balance que califica de “claramente positivo”.

“La Consejería de Educación de nuestra Comunidad fue la única que apostó por la presencialidad total en todas las enseñanzas no universitarias”, recuerda Morín, que subraya que desde que empezase el curso el 9 de septiembre hasta la finalización del mismo “no ha llegado a cerrarse ningún centro, es más, ni siquiera ninguna línea de ningún centro”.

En el caso de Salamanca, el número máximo de aulas confinadas a finales de enero, “cota más alta de la pandemia, no llegó al medio centenar”. Según los datos de la Junta de Castilla y León, los casos positivos confirmados de covid-19 en las aulas salmantinas han sido hasta este martes, 22 de junio, 113 alumnos sobre los más de 54.000 matriculados en todas las enseñanzas no universitarias, es decir, apenas el 0,2% del alumnado se ha visto afectado por el virus. Los profesores que han dado positivo han sido solamente cuatro.

Unos resultados satisfactorios que se extienden al conjunto de la comunidad. Según los datos de la Dirección Provincial, desde el inicio del curso y hasta este martes, 22 de junio, se han confirmado en Castilla y León 1.182 casos de alumnos sobre un total de 341.737 y 76 de trabajadores con PDIA positiva -total docentes: 36.852-.

 

“El trabajo realizado por todos los miembros de la comunidad educativa cada día para conseguir estos resultados tan satisfactorios, ha sido increíble”, afirma , Ángel Miguel Morín .

 

“Había mucha incertidumbre desde el principio”, recuerda, y alude a que “un alto número de miembros de la comunidad educativa vaticinaba desde que se iniciase el curso, un cierre a muy corto plazo, y no ha sido así”.

Para Morín, los protocolos “han funcionado a la perfección. Todos los centros elaboraron un plan de inicio de curso que recogía y contextualizaba todas las medidas de seguridad e higiénico-sanitarias, los criterios para la utilización de espacios, la regulación de accesos y salidas, recreos, uso de aula y comedores, entre otros aspectos”.

Mediante los planes de digitalización, añade, “se ha pretendido dar respuesta a uno de los principios en los que se sustenta nuestro sistema educativo, como es la equidad”.

En este sentido, el director provincial explica que “partiendo de un registro de los recursos digitales del centro, se identifica al alumnado con necesidades de recursos digitales para evitar que en caso de contagio o confinamiento por ser contacto estrecho, la posible brecha digital existente, no pudiese entorpecer el proceso de enseñanza-aprendizaje”. A los centros, explica, se les ha dotado de portátiles rugerizados para que pudiesen ponerlos a disposición del alumnado carente de recursos y se han activado aulas virtuales.

Por otro lado, Morín destaca “la apuesta por la ventilación y la dotación de medidores de CO2 en las aulas”, que “ha permitido ajustar la ventilación a las características específicas de cada una de ellas, consiguiendo espacios de aprendizaje lo más seguros posible”.

Dentro de este balance del curso que realiza el director provincial de Educación, destaca “la colaboración profesores-padres”, que ha hecho posible que “el curso se haya podido desarrollar con bastante normalidad”. Las familias, comenta, mediante declaración responsable, se comprometían a no permitir que acudiesen sus hijos a clase si tenían síntomas compatibles con la Covid. Por otra parte, “esa colaboración se reforzaba en momentos de confinamiento de sus hijos, para garantizar la continuidad de los procesos de enseñanza-aprendizaje a distancia”.

 

Pero este año escolar complicado no ha estado exento de problemas. Entre ellos, el profesorado, donde Educación se encontró “con problemas de contratación en un buen número de especialidades docentes al agotarse las listas de interinos”. En este sentido, Morín resalta que durante este curso “se ha producido un incremento en la contratación superior a los 200 docentes en la provincia de Salamanca”.

Otro aspecto negativo, “en algún caso puntual, se ha producido puntualmente un número alto de casos positivos en algún centro debido a acontecimientos sociales celebrados fuera del centro”.

 

Y ante el próximo curso escolar 2021/2022, parece que ya se está preparado. El director provincial resalta que “ya contamos con un protocolo de organización y prevención en los centros educativos en el que las medidas organizativas de carácter educativo se centran en los principios de presencialidad, planificación, atención individualizada al alumnado y digitalización”.

El “panorama” con “el alto ritmo de vacunaciones se presenta mucho más favorable”, pero “aun así hemos de actuar con responsabilidad, manteniendo distancia de separación entre el alumnado de 1,5 metros, utilizando la mascarilla,  y continuar extremando las medidas higiénico-sanitarias que tan buenos resultados nos han dado este curso”, concluye , Ángel Miguel Morín.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído