El proyecto ‘RosaMaría’ llega a Salamanca

El Centro de Día Prosperidad acogió un taller de ‘gyotaku’, una técnica de estampación japonesa, destinado a personas mayores

 Taller de gyotaku en el Centro de Día Prosperidad
Taller de gyotaku en el Centro de Día Prosperidad

La Fundación Venancio Blanco gracias a la colaboración de la Consejería de Cultura de la Junta de Castilla y León, pone en marcha el proyecto intergeneracional RosaMaría, cuyos objetivos son inculcar los valores artísticos, creativos y plásticos en nuestra sociedad, acercando el arte a las personas mayores y utilizando las disciplinas artísticas como terapias cognitivas y físicas.

Más de un centenar de participantes han disfrutado ya del proyecto RosaMaría, que este miércoles llegó a Salamanca con un original taller de ‘gyotaku en el centro de día Prosperidad. Anteriormente, ya había pasado este por Zamora, Béjar y Ciudad Rodrigo.

RosaMaría es un proyecto artístico que tiene como finalidad la integración social de nuestros mayores por medio de la terapia curativa o de mantenimiento, a través del arte y la creatividad. Siendo el arte un lenguaje universal, desempeña entre muchas otras, una labor imprescindible como motor de socialización y de comunicación que a su vez se consolida como un elemento dinamizador de la cultura y la inteligencia.

Hemos podido comprobar a lo largo de estas sesiones, cómo los mayores disfrutan creando con sus nietos o con sus compañeros de residencia. Los talleres se convierten en un momento lúdico y de desconexión de su rutina habitual. Esto incentiva a los asistentes a volver, se sienten libres y en muchos casos más “capaces y hábiles”. Cuando la clase acaba no hay frustración sino ánimo porque comprenden que han aprendido algo nuevo, algunos de ellos a sus 104 años. Parafraseando a Goya en su obra “Aun aprendo”, no podemos olvidar que el arte nos permite ser libres y aprender independientemente de la edad.

Venancio Blanco y por extensión la Fundación Venancio Blanco creada en el año 2009, tienen entre sus propósitos la difusión del arte como un lenguaje comunicativo, así como, fomentar la creatividad en jóvenes, adultos y ancianos para potenciar un pensamiento divergente basado en las cualidades sensoriales y sociales de las artes.

Partiendo de la obra y persona de Venancio Blanco, el mayor esfuerzo de la Fundación, persigue fomentar y difundir la escultura y el dibujo, sin olvidar los distintos oficios y materiales del taller como el modelado, la fundición o el trabajo con las diferentes materias. Este proyecto intergeneracional se enmarca dentro las actividades diseñadas por el equipo educativo de la Fundación Venancio Blanco, dentro del programa Tres Miradas subvencionado en su totalidad por la Consejería de Cultura de la Junta de Castilla y León.

Con Tres Miradas, la Fundación Venancio Blanco pretende acercarse a los niños, los adultos y a nuestros mayores con actividades culturales muy diversas como teatro, conciertos, talleres artísticos así como el proyecto expositivo Electrografía 94 del artista Venancio Blanco.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído