El PSOE propone un Consejo Municipal de Educación en Salamanca

Los concejales del PSOE consideran que la participación ciudadana es la base de la democracia y no puede limitarse solamente a que la ciudadanía deposite sus votos en las urnas

18 Comentarios

José Luis Mateos y María García, concejales del PSOE. Foto de archivo
José Luis Mateos y María García, concejales del PSOE. Foto de archivo

El Grupo Socialista en el Ayuntamiento de Salamanca plantea la implementación de un Consejo Municipal de Educación con el objetivo de garantizar y posibilitar que la comunidad educativa participe en las decisiones que se toman en su ámbito desde el Consistorio, una propuesta que llevará a la próxima sesión plenaria, convocada para este jueves, 30 de diciembre.

Los concejales del PSOE consideran que la participación ciudadana es la base de la democracia y no puede limitarse solamente a que la ciudadanía deposite sus votos en las urnas, sino que debe ser continua y activa en todo momento. Por ello, el Ayuntamiento debe promover espacios de respeto para el diálogo y la escucha activa, de tal manera que se incluya y haga partícipes a las personas en los temas que les conciernen, permitiéndoles así desarrollar un compromiso con la ciudad y opinar de forma ordenada y transparente sobre aquello que les afecta.

En esta línea, la creación de un Consejo Municipal de Educación, como órgano de carácter consultivo, permitiría conocer de primera mano y valorar las necesidades específicas del sector educativo y las mejoras a implantar, además de avanzar de manera conjunta en la construcción de una sociedad del conocimiento sin exclusiones, basada en la igualdad de oportunidades.

Aunque la distribución de competencias en materia de Educación limita las actuaciones a nivel municipal, los gobiernos locales tienen la obligación de implantar y gestionar aquellas medidas que sí pueden llevar a cabo. Por ejemplo, en la capital salmantina, la coordinación de actividades extraescolares o las ayudas para la compra de material escolar a través de la Fundación Salamanca Ciudad de Cultura y Saberes, gracias a una iniciativa presentada por el Grupo Municipal Socialista en el año 2015.

Igualmente, las entidades locales también tienen la responsabilidad a la hora de habilitar espacios alternativos, poner a disposición personal de conserjería y de vigilancia, aumentar la limpieza y desinfección de los centros o gestionar las ayudas para comedor escolar, entre otras funciones de los ayuntamientos.

El observatorio municipal de educación, además de poner en común todas estas actuaciones, propiciaría la cooperación institucional entre las administraciones públicas, los agentes sociales y la propia comunidad educativa con el fin de contribuir a la reducción de la tasa de abandono escolar temprano, la mejora de las tasas de titulación en todas las enseñanzas y de los resultados en las evaluaciones nacionales e internacionales, así como al diseño de marcos curriculares orientados al aprendizaje de capacidades y competencias dentro de un contexto de alfabetización múltiple.

Con la participación de la comunidad educativa también se pretende incorporar la enseñanza de técnicas y hábitos para fomentar el trabajo del alumnado fuera del aula, buscando adquirir habilidades útiles a lo largo de su vida: creatividad, autoaprendizaje, recursos sociales, deportivos o artísticos, entre otras. Actividades extraescolares que deben ser un complemento adecuado de la actividad lectiva sin convertirse nunca en una brecha social en función de los recursos económicos de las familias.

Para el Grupo Municipal Socialista la educación es un derecho social básico, pues asegura el progreso de la sociedad, la calidad de vida y la igualdad de oportunidades y, por todo lo anterior, las administraciones públicas, en este caso, el Consistorio salmantino debe favorecer la coordinación de todos los recursos públicos destinados a las diferentes áreas educativas.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído