La 'quinta ola' deja un 78% menos de fallecidos que la tercera pese a un aumento sensible en agosto

El incremento de fallecidos en las residencias de Castilla y León implica que vuelven a suponer casi un 30% de las muertes totales, aunque llegaron a ser el 60%

EP

1 Comentarios

Paciente COVID-19. Europa Press
Paciente COVID-19. Europa Press

El mes de agosto de 2021 ha dejado los peores datos desde febrero de este año en cuanto a fallecimientos de personas con COVID-19 confirmado en Castilla y León, con 218 muertes, once de ellas ocurridas en las residencias de mayores, pero pese a ello si se considera como 'quinta ola' los meses de julio y agosto la cifra de decesos (284) es un 78 por ciento inferior a los 1.286 que se contabilizaron en enero y febrero, en la definida como 'tercera ola'. 
Según los datos sobre el COVID-19 que ofrece el portal de Datos Abiertos de la Junta de Castilla y León, el mes que concluye este martes se cierra en las estadísticas con 218 fallecimientos de personas con COVID-19 diagnosticado, de los cuales 207 han perdido la vida en un centro hospitalario y once en residencias.  

Las cifras mensuales de fallecimientos, reflejan un incremento importante con respecto a meses previos, con más del triple de personas fallecidas con COVID-19 que en julio (218 frente a 66) y casi seis veces más que en junio (37). Además, el dato de usuarios de residencias fallecidas en el mes que concluye hoy (62) supone casi nueve veces que el de julio (siete).

Asimismo, se trata, del primer mes desde marzo de 2021 en el que se han registrado fallecimientos en las propias residencias, ya que en abril, mayo, junio y julio no habían muerto personas en los centros a causa de esta enfermedad, según los datos de la Junta.

Con todo ello, julio de 2021 ha sido el octavo mes con menos fallecidos en hospitales y residencias de los 18 afectados por la situación de pandemia. Cabe recordar que el peor mes fue abril de 2020, en el que solo se conocía la estadística fallecida en hospitales, que ya alcanzaron las 1.185 muertes. Agosto deja un balance acumulado desde el inicio de la pandemia de 7.220 fallecidos en hospitales y residencias, de los cuales 6.064 perdieron la vida en centros hospitalarios y 1.156 en las residencias de mayores o personas con discapacidad.

Los usuarios de residencia fallecidos en el mes de agosto representan un 28,4 por ciento del total de muertes, un porcentaje que no era tan alto desde enero (29,2 por ciento) pero que en periodos anteriores fue mucho más elevado (en torno al 60 por ciento en marzo, abril y mayo de 2020).

Cabe añadir que hasta mediados del mes de junio del pasado año se contabilizaron 1.105 fallecimientos de residentes -1.028 en los propios centros y 77 en hospitales- con síntomas compatibles con los del COVID-19, ya desde entonces todas las muertes de las que informa la Junta con positivo confirmado.
Los fallecimientos en el mes de agosto son consecuencia del repunte en la incidencia del COVID-19 que se produjo a partir de finales de junio, por lo que se puede comparar este periodo de dos meses de la denominada 'quinta ola' con la 'tercera', que se produjo a partir de primeros de enero de 2021.

Entre los meses de julio y agosto, la cifra de fallecimientos de personas con COVID-19 diagnosticado en Castilla y León sumó las 284 -66 en julio y 218 en agosto-, mientras que entre enero y febrero ese dato de muertes ascendió a 1.286 -588 en enero y 698 en febrero-.

Con ello, en estos dos meses de la 'quinta ola' la cifra de fallecimientos fue un 77,9 por ciento inferior a los citados meses de enero y febrero. En relación a los nuevos ingresos den hospitales registrados entre julio y agosto, se suman 2.268 pacientes nuevos en zonas de hospitalización en planta y 173 en las UCI. Estas cifras son sensiblemente inferiores, en torno a un 65 por ciento menos La 'quinta ola' deja un 78% menos de fallecidos en CyL que la tercera pese a un aumento sensible en agosto que las de la suma de enero y febrero -6.173 nuevos ingresos en planta y 503 en unidades de crítico.

Hay que tener en cuenta que en ese período, los meses de enero y febrero de 2021, se sumaron 73.066 nuevos casos de positivos de COVID-19 frente a los 60.663 de julio y agosto, pero la diferencia, el 17 por ciento menor, es claramente menos acusada que en lo relativo a ingresos y fallecidos. Otro matiz relevante es que los datos de incidencia a finales de agosto, actualizados este martes con 94 casos por 100.000 a 7 días y 244 a 14, son ligeramente más altos que los que se daban el pasado 28 de febrero -173 y 70, respectivamente-.


 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Hoy en Portada
Lo más leído