El presidente del PP ha participado en la clausura de un mitin en Melilla. Ha destacado que es fundamental para el futuro de España marcar un objetivo, "no voy a hacer una campaña de insidias porque hay que tratar a los españoles como lo que son personas adultas e inteligentes".
 
Durante un mitin en Melilla, en el que también participaron el presidente del PP de la ciudad autónoma, Juan José Imbroda, y el cabeza de lista del PP al Congreso por Melilla, Antonio Gutiérrez, el presidente del PP nacional ha explicado que su objetivo, para lo que queda de campaña, es explicar lo que ha pasado en España en los últimos tiempos y qué hay que hacer en el futuro, con unos objetivos marcados y estableciendo los instrumentos necesarios para alcanzarlos.
 
"De mis adversarios sólo quiero decir que, desgraciadamente para España, lo han hecho muy mal, no han sabido gestionar la economía, y con esas ideas, esos principios y esas formas de hacer las cosas, este país no tiene futuro", ha afirmado Rajoy para quién por esas razones España necesita un cambio político. 
En este sentido, ha asegurado que el cambio es lo que el PP va a pedir a todos los españoles, a los que siempre confiaron en este partido y a los que confiaron en otras fuerzas políticas. "Vamos a apostar por la unión y no, como hacen otros, por la división, vamos a apostar por la concordia y el futuro", ha defendido el dirigente popular.
 
Es un momento difícil

Rajoy asegura que esta campaña electoral es distinta y especial porque el momento es difícil y subraya que lo que está en juego no es una disputa entre partidos. Por eso, ha criticado que los socialistas vuelvan "a lo de siempre", a los discursos antiguos y "superados por los acontecimientos", que en ocasiones "nada tienen que ver con el siglo XXI".

 
"Hay que sacar a España de la profunda crisis y aquí, la alternativa es quedarnos como estamos: con las mismas políticas, los mismos errores y los mismos disparates o cambiar", ha señalado Rajoy tras recordar que en el mes de octubre se han pulverizado todos los records de desempleo en ese mes.
 
"Lo que está en juego es si el país sale adelante, se crea empleo, recupera el rigor y el sentido común, los servicios sociales funcionan mejor, hay recursos para las administraciones y recuperamos nuestro crédito en Europa y en el mundo", ha insistido el dirigente popular. En definitiva, a juicio de Rajoy "lo que se decide es si seguimos por un camino que va a ninguna parte o si, por el contrario, vamos por un camino y vemos esa luz al final del túnel".
 
Todo lo demás son palabras

Después de manifestar que su objetivo prioritario cuando gobierne es la creación de empleo y advertir que tendremos mejores pensiones, sanidad y educación con más gente trabajando, el presidente del PP, ha destacado que "el mayor enemigo de las políticas sociales es el que no sabe gestionar las políticas económicas". "Todo lo demás son palabras. Amenazar a los españoles con lo que puede pasar si viene uno u otro son palabras. La clave es saber hacer bien las cosas", ha destacado.

 
Por eso, y tras recordar las "sangrantes" cifras de paro de nuestro país, con cinco millones de españoles que quieren trabajar y no pueden, y la mala gestión del Gobierno socialista, Rajoy ha concluido con que los socialistas "son incorregibles, no pueden volver a gobernar en una temporada larga porque han acreditado que no son capaces".

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído