​Ranquines cumple un año constatando que un centro de día para personas con enfermedades mentales era una necesidad

Durante este período han atendido a 67 personas, más de la mitad en riesgo de exclusión social o sin hogar, que continúan con graves problemas a la hora de reintegrarse en la sociedad debido a la discriminación que sufren

 Ranquines
Ranquines

Ranquines, centro de día para personas con problemas de salud mental que brotó de la Asamblea Diocesana de 2016 y que se trata de uno de los grandes proyectos de la Iglesia de Salamanca para atender a personas en situación de necesidad, cumple un año.

Durante este período, como destacó el coordinador del centro Ranquines, Francisco Berbegal Vázquez, se ha atendido a un total de 67 personas, de las cuáles 37 procedían de Cáritas, cinco de los Centros de Acción Social (CEAS) del Ayuntamiento de Salamanca, dos de los CEAS de la Diputación, siete llegaron por iniciativa propia, seis por iniciativa de las familias, dos fueron derivados desde el Sacyl y ocho desde otros recursos de acción social.

El obispo de Salamanca, Carlos López, recordó que la Asamblea Diocesana adoptó el “compromiso firme” con Ranquines para ayudar a todos aquellos que más lo necesitan, y que en su criterio de renovación se establece que “la Iglesia debe crear estructuras para acoger y dar protagonismo” a los más necesitados.

Por ello, en el contexto del Año de la Misericordia, convocado por el Papa Francisco y que tuvo lugar entre el 8 de diciembre de 2015 y el 20 de noviembre de 2016, surgió la obra de Ranquines que “ha tenido una gran acogida” no sólo por los datos que lo demuestran, sino por la cabida que ha tenido en la sociedad y la colaboración que ha recibido, especialmente de instituciones ligadas a los recursos de acción social.

Respecto a las cifras, Francisco Berbegal quiso poner en valor que los datos de atención han confirmado “un recurso de estas características se necesitaba en Salamanca”. Además, de las 67 personas que solicitaron atención, 62 de ellas “han participado en las diferentes actividades del centro”, de las cuales 37 eran hombres y 25 mujeres, con una edad media de 43 años (eso sí, desde los 21 hasta los 71 años de edad).

Respecto al diagnóstico de dichas personas, 14 tenían esquizofrenia u otro trastorno psicótico, 14 trastornos del estado de ánimo, 7 trastornos de personalidad, 8 por Patología Dual y otras 14 no tenían diagnóstico. “Este último dato, que puede parecer elevado, habla de otro de los objetivos del proyecto Ranquines, conseguir que las personas con trastorno mental tengan un diagnóstico y entren a la red normalizada de atención”, afirmó el responsable del centro.

Ocho entidades colaboran para acoger a las personas en riesgo de exclusión social o sin hogar

Ranquines fue promovida por ocho entidades que colaboran: la Diócesis, Cáritas Diocesana, los Padres Paúles, las Religiosas Esclavas del Sagrado Corazón de Jesús, las Hijas de Jesús, las Hermanas de Nuestra Señora de la Consolación, la Parroquia el Milagro de San José y las Religiosas de los Sagrados Corazones.

No sólo se ha atendido a personas sin hogar, sino también a personas en riesgo de exclusión social, como pone de manifiesto que se ha ayudado a “seis personas con diagnóstico de discapacidad intelectual o deterioro cognitivo, que no sería propio de nuestro ámbito”, explicó Francisco Berbegal, pero ha habido “dos razones que nos han movido a ello”, continuó. Estas han sido que se encontraban “en situación de vulnerabilidad y que no hay recursos adecuados para ellos”. 

Las personasestán en el centro una media de 122 días, y de todas las que han pasado, treinta han recibido el alta: seis por derivación a otro recurso residencial más adecuado, 15 por abandono de las actividades, ocho por baja voluntaria (cambio de domicilio o elección de otro recurso) y una persona por fallecimiento.

Solamente siete personas han tenido un ingreso en el área de psiquiatría durante este año. El responsable del centro cree que aunque es pronto para valorar este aspecto, va en la línea de lo que apuntan todos los estudios, que un mayor apoyo psicosocial disminuye el número de ingresos hospitalarios, con el consiguiente ahorro para las arcas públicas.

Varios talleres en los que podrían tener acogida más pesonas

Durante este año se han realizado 30 talleres diferentes, cambiándolos cada cuatrimestre, buscando la motivación y los intereses de los participantes. Los ha habido más ocupacionales, como bricolaje, manualidades, lectura y diálogo, deporte; y más terapéuticos, como psicoeducación, habilidades cognitivas, educación emocional, habilidades sociales, musicoterapia o mindfullness. De igual modo, se han realizado espacios de ocio durante los fines de semana y también se programaron unos días de vacaciones en Lanjarón, al que acudieron 13 personas.

Todas estas actividades han sido posibles gracias al aporte de los voluntarios. 17 personas han colaborado con el Centro de día, ayudando en la acogida, en las tareas del comedor o de la lavandería, acompañando en la realización de gestiones o dirigiendo alguno de los talleres. Además, si bien pueden atender hasta a 40 personas a la vez (actualmente son 36), "si no somos el recurso referente podemos dar servicio a más", detalló Francisco Berbegal.

María Eulalia Jubany, responsable de las entidades colaboradoras de Ranquines también ha asegurado que ha sido muy importante la coordinación con otros agentes: con los trabajadores sociales y los equipos de promoción de la autonomía personal del Ayuntamiento de Salamanca y de la Diputación, con Cruz Roja, Afemc, Asprona, Proyecto Hombre y las fundaciones tutelares. Y ha sido totalmente indispensable la coordinación con el Servicio de Psiquiatría del Sacyl, con el que la mayoría de los participantes tiene relación.

Eso sí, para que el proyecto continúe creciendo necesitan la colaboración de nuevas instituciones, motivo por el que se reunirán con diversas entidades la próxima semana para mostrar su avance y sus necesidades, como la llegada de subvenciones "que nos permitan emprender la segunda fase del proyecto" Ranquines, como es la construcción de una residencia y de pisos tutelados, "tan necesarios para dar una respuesta más integral".

Actos por el aniversario

Los actos programados para celebrar el primer aniversario de Ranquines se han desarrollado durante toda la semana. Comenzaron el pasado lunes con la visita de Armando y Junior, jugadores del Salamanca CF UDS, quienes recalcaron a los usuarios la importancia del deporte para una vida saludable. De igual modo, 200 personas visitaron el centro durante la jornada de puertas abiertas del martes. Este miércoles tuvo lugar una chocolatada en la plaza de la Iglesia de Santa Marta de Tormes y este jueves el círculo de silencio que Cáritas Diocesana de Salamanca realiza cada último jueves de mes estará dedicado a las personas con problemas de salud mental y a las personas en prisión.

Pero los actos continúan, y para los próximos días se ha programado lo siguiente:

- Viernes 28, a las 17 horas: entrega de premios de los concursos escolares que se han organizado (dibujo y relatos) y videofórum. En el salón de actos de los Padres Paúles.

- Domingo 30: a las 12:30 en la capilla grande de los Padres Paúles celebración de la Eucaristía con motivo de la fiesta de San Vicente de Paúl y el aniversario de Ranquines. Al finalizar, almuerzo.

- Martes, 2 de octubre: recepción a instituciones y autoridades para charlar sobre los proyectos futuros del centro. A las 11 horas en el centro de día. 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído