Regulada por Decreto la atención farmacéutica en los centros sociosanitarios y residenciales

El Consejo de Gobierno ha dado el visto bueno al Decreto que desarrolla la regulación de los servicios de farmacia y de los depósitos de medicamentos que prestan atención en este tipo de centros. El desarrollo de este modelo mejorará la atención farmacéutica que reciben más de 33.000 personas atendidas en centros residenciales

 Residencia El Carmen
Residencia El Carmen

El Consejo de Gobierno de la Junta de Castilla y León ha aprobado este jueves el Decreto por el cual se regula la atención farmacéutica en centros sanitarios y centros residenciales de carácter social para la atención a personas mayores. Para el desarrollo del mismo se han tenido en cuenta los criterios básicos fijados en el Real Decreto-Ley 16/2012, de 20 de abril, de medidas urgentes para garantizar la sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud y de la Ley 13/2001, de 20 de diciembre, de Ordenación Farmacéutica de la comunidad de Castilla y León.

Se compone dicho Decreto de trece artículos divididos en cuatro capítulos, dos disposiciones adicionales, dos disposiciones transitorias y dos disposiciones finales.

Se establece en el documento, en primer lugar, y en aplicación de la legislación estatal, la obligación de disponer de un servicio de farmacia para los centros de más de cien camas, regulando la posibilidad de eximirse de esta obligación siempre que dichos centros dispongan de un depósito de medicamentos vinculado al servicio de farmacia hospitalaria del hospital de la red pública que sea el de referencia en la zona. La vinculación se materializará a petición del centro correspondiente mediante la firma de un convenio con la Gerencia Regional de Salud.

Asimismo, para los centros de menos de cien camas se establece la obligación de tener un depósito de medicamentos vinculado a una oficina de farmacia ubicada dentro de la zona farmacéutica donde radique el centro.

El Decreto incorpora además una serie de garantías y medidas de control y gestión de la prestación farmacéutica orientadas a mejorar la atención farmacéutica a las personas usuarias de los centros y prestadas por los profesionales farmacéuticos. Así, la atención farmacéutica en los centros de mayores dimensiones ?más de 100 plazas- se realizará por los servicios de Farmacia hospitalaria de Sacyl cuando se solicite esa vinculación.

En segundo lugar, en los centros de menos de 100 plazas será la oficina de farmacia quien ejecute la prestación farmacéutica en los términos del concierto entre la Gerencia Regional de Salud y el Consejo de Colegios Profesionales Farmacéuticos de Castilla y León, suscrito el 20 de diciembre de 2002.

Acceso en condiciones de igualdad

Con este sistema de gestión, se garantiza el acceso de todos en condiciones de igualdad a la prestación farmacéutica, con independencia de la unidad responsable de la atención farmacéutica y del carácter del centro público, privado o concertado.

Para este tipo de centros, este nuevo modelo de atención supone implementar el Proyecto Dioscórides, para evaluar la eficiencia la elaboración de sistemas personalizados de dosificación en pacientes crónicos polimedicados ?con un ahorro de 15,2 euros por usuario y mes-; también desarrollar el programa nacional CONSIGUE, prestando el servicio de seguimiento farmacoterapéutico a pacientes mayores, crónicos y polimedicados; el programa ADHIÉRETE, que potencia la intervención del farmacéutico comunitario en el problema de la falta de adherencia, o el proyecto CONCILIA, en el que el farmacéutico interviene en la conciliación de los tratamientos prescritos al mismo paciente en diferentes niveles asistenciales.

El Decreto mejorará la atención farmacéutica a las personas residentes, un concepto más amplio que el mero suministro de medicamentos pues se acompaña de funciones detalladas de los profesionales farmacéuticos.

Es importante destacar también el apoyo que este modelo supone para las Oficinas de Farmacia del medio rural. Cuando finalice el proceso de implantación de este modelo y se produzca la vinculación de todas las residencias de menos de cien camas con una oficina de farmacia de la misma zona farmacéutica, se reducirá en 53 el número de farmacias en situación de viabilidad económica comprometida que actualmente son solicitantes del índice corrector, es decir, de la ayuda de la Junta de Castilla y León a aquellas boticas con bajo margen comercial.

Los servicios de farmacia y depósitos de medicamentos tendrán un plazo de 14 meses para adaptarse a las previsiones contenidas en este nuevo Decreto.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído