Respuesta de Sanidad a la marea blanca: "La gerente es de nuestra máxima confianza"

El gerente regional del Sacyl y anterior responsable del complejo hospitalario de Salamanca, Rafael López, asegura que Cristina Granados “trabaja en un hospital complicado con problemas” pero “se toman las decisiones adecuadas para solucionar los problemas que se plantean en Salamanca”. Desde la Plataforma para la Defensa de la Sanidad Pública de Salamanca entienden que la situación se ha desbordado "de tal forma que los riesgos nos están llevando a situaciones límites que de ninguna de las maneras debemos consentir"

La marea blanca protagonizada por más de ocho mil personas el domingo ya tiene su respuesta por parte de la Consejería de Sanidad de la Junta de Castilla y León. El gerente regional de Sacyl y anterior responsable del complejo hospitalario de Salamanca, Rafael López Iglesias, asegura que no va a destituir a la actual gerente, Cristina Granados.

"La gerente es de nuestra máxima confianza”, afirma en declaraciones a la Cadena Ser, pues aunque “trabaja en un hospital complicado con problemas, se toman las decisiones adecuadas para solucionar los problemas que se plantean en Salamanca”.

La Plataforma para la Defensa de la Sanidad Pública de Salamanca considera que "es indignante que la sobrecarga de trabajo, sobrevenida por la falta de personal y de recursos, esté impidiendo a los profesionales sanitarios poder atender a los ciudadanos con una calidad asistencial segura y adecuada, además, constatamos la imprudencia de intentar hacer recaer toda la responsabilidad sobre ellos. Es patente el agotamiento físico y mental de sus trabajadores, así como insoportable la impotencia que padecen los ciudadanos ante una situación generada por la nefasta gestión desarrollada por la gerente y por la Dirección de Enfermería".

La plataforma recuerda que lleva denunciando repetidas veces y por diferentes vías los constantes atropellos que se vienen produciendo desde la gerencia contra el sistema público sanitario de Salamanca. "Es incontable la casuística ante la que no se toman las suficientes medidas paliativas y correctoras: el aumento de listas de espera, su opacidad y maquillaje, la suspensión de intervenciones quirúrgicas, el cierre de camas hospitalarias, la demora excesiva de consultas de especialistas y pruebas diagnósticas, la falta de personal, el caos que padecen los usuarios, etcétera".

La plataforma argumenta que la falta de previsión y planificación unidas a las constantes improvisaciones de cierres y aperturas de plantas, "sin valorar los riesgos, ha desbordado, una vez más, servicios como pediatría. Esto ha provocado que niños y adultos compartan plantas, que niños graves tengan que salir de la UCI por falta de camas, que a niños con tratamiento de aerosoles se les dispensen en sillas de ruedas con balas de oxígeno en los pasillos de urgencias pediátricas y que niños y familiares soporten esperas de más de cuatro y cinco horas para ser atendidos".

Por eso, muestra su más enérgica protesta "ante responsables políticos que permiten que siga al frente de la sanidad pública una gerente que muestra la cara más insensible del ser humano, incapaz de recibir y escuchar a familias que sufren en sus propias carnes su desastrosa gestión. Estos días hemos escuchado testimonios desgarradores de madres corajes que luchan en el hospital para que sus hijos sigan con vida".

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído