El Rey centra en Cataluña su mensaje de Navidad: "Las elecciones deben conducir a la serenidad, estabilidad y respeto mutuo"

Felipe VI habló de lo conseguido durante 40 años de democracia y de la convivencia quebrada en el último año por la situación de Cataluña. Por ello, llamó a la responsabilidad de los dirigentes catalanes para la construcción de un futuro juntos que asegure “la libertad, la igualdad, la justicia y el pluralismo político”, porque cuando estos principios básicos se quiebran, "la convivencia primero se deteriora y luego se hace inviable"

13 Comentarios

 Rey mensaje navidad 2017 20171224 03
Rey mensaje navidad 2017 20171224 03

El Rey Felipe VI realizó en esta Nochebuena su ya tradicional Mensaje de Navidad en el que, como era previsible, Cataluña y la unidad de España y en lo que se ha convertido en estos 40 años de democracia centró sus palabras.



Así, aseguró que 2017 “ha sido sin duda un año difícil para nuestra vida en común marcada por la situación en Cataluña”, aunque también ha permitido comprobar “el compromiso de los españoles con la España democrática que hemos construido”.

De hecho, llamó a sentirse orgullosos de ello, de “hacer realidad un país nuevo y moderno” con unos buenos valores arraigados “mucho más de lo que nos podíamos imaginar”. Pero ello, insistió, no implica en que “se puedan imponer ideas propias frente a los demás” por lo que recordó la necesidad de preservar estos valores para “garantizar la libertad, igualdad y pluralismo político” que, cuando se quiebran, “la convivencia se hace inviable”.

De esta manera, ante las elecciones del pasado jueves, sin profundizar en ellas, llamó a la responsabilidad por el “bien común de todos” y para no llevar de nuevo al “enfrentamiento o exclusión”. Habló de un camino que se abre “que debe conducir a que la convivencia recupere la serenidad, estabilidad y respeto mutuo, de manera que las ideas no separen a familias y amigos” y pidió recuperar los valores que le han dado sus mejores momentos de la historia a Cataluña, como “su voluntad de compromiso, liderazgo y su sentido de la responsabilidad”, entre otros.

Así, ante ello, recordó que 2018 “nos espera en unos días y debemos seguir construyendo nuestro país porque la historia no se detiene”. Insistió en que se quiere una España “serena pero en movimiento para adaptarse a los nuevos tiempos. Sintámonos orgullosos de lo que hemos conseguido y sobre todo de lo que podemos alcanzar juntos con una fe firme en nuestras convicciones”. 

Otros temas

Relacionado con la situación de Cataluña se encuentra el proceso de 40 años de democracia que "hemos conseguido construir entre todos" y que ha supuesto "la transformación más profunda de nuestra historia en muchos ámbitos de nuestra vida: en educación y en cultura, en sanidad y en servicios sociales, en infraestructuras y en comunicaciones, o en defensa y seguridad ciudadana".

Lo anterior ha sido posible, continuó, gracias a "una España abierta y solidaria, una España que reconoce y respeta nuestras diferencias, nuestra pluralidad y nuestra diversidad, con un espíritu integrador; una España inspirada en una irrenunciable voluntad de concordia".

Aunque, en este camino, que insistió es "un gran triunfo", admitió que no todo fueron aciertos, "que persisten situaciones difíciles y complejas que hay que corregir y que requieren de un compromiso de toda la sociedad para superarlas". 

Entre estas, comentó que no se debe olvidar la lucha frente al terrorismo yihadista, que este año se ha sufrido en Barcelona y Cambrils. "Sabemos muy bien que solo desde la unidad democrática, la firmeza del Estado de Derecho, y la eficacia de la cooperación internacional, podremos vencerlo y derrotarlo. Y así lo haremos, teniendo siempre muy presentes el recuerdo y el respeto permanente a sus víctimas".

Por otro lado, la corrupción se "mantiene también como una de las principales preocupaciones de la sociedad, que demanda que sigan tomándose las medidas necesarias para su completa erradicación y que los ciudadanos puedan confiar plenamente en la correcta administración del dinero público".

Continuó refiriéndose a Europa, que en "estos momentos se encuentra una encrucijada histórica". Ante ello, aseguró que "España debe recuperar su protagonismo en un proyecto europeo que ahora requiere una mayor vitalidad e impulso. Europa tiene que hacer frente a unos retos que son globales y ante los que no cabe la debilidad o la división sino la fortaleza de la unión".

La defensa del medio ambiente y la lucha contra el cambio climático fue otra de las preocupaciones mencionadas por el Rey Felipe VI. "Debemos ser muy conscientes de ello, e implicarnos todos mucho más. Y España debe mantenerse firme en sus compromisos ante un problema que afecta a todo el planeta y que requiere soluciones no sólo globales, sino verdaderamente urgentes".

Y, por último, también habló de la lacra de la violencia de género. "Una lacra inadmisible que nos hiere en nuestros sentimientos más profundos y nos avergüenza e indigna. Mantengamos la firmeza y el apoyo político para ayudar y defender a las víctimas y concienciemos a toda la sociedad contra esa violencia, criminal y cobarde, que degrada nuestra convivencia".




Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Lo más leído