Los riesgos de intoxicación aumentan en verano: Presta atención a las siguientes indicaciones

Con el calor hay que extremar las precauciones para evitar que los alimentos se pongan en mal estado y nos puedan causar una intoxicación alimentaria

Intoxicación alimentaria | Fotografía EP
Intoxicación alimentaria | Fotografía EP

En verano son habituales las escapadas para comer al aire libre, bien sea en el campo, en la orilla de un río o en la playa. Hasta aquí todo fenomenal porque ¿qué mejor que comer frente al mar o disfrutar del canto de los pájaros con vistazas al campo, respirando aire puro?

Sin embargo, hay que extremar las precauciones siempre que comamos fuera de casa, sobre todo en verano por el calor.

La comida se estropea con una mayor facilidad, por eso es importante asegurarnos de que los alimentos que nos hemos llevado están a una buena temperatura, con el fin de que no se pongan en mal estado y nos intoxiquemos.

Comer en verano al aire libre es un muy buen plan. Para no jugártela y asegurarte de que la comida no se va a estropear, debes prestar atención a las recomendaciones de la OCU:

  1. Conservar los alimentos bien refrigerados en los viajes. Para ello, las bolsas isotérmicas o las neveras portátiles son una buena opción
  2. Envolver la comida por separado: los alimentos crudos, por un lado, los cocinados por otro. Y las ensaladas siempre separadas de las salsas
  3. No mezclar las bebidas con los alimentos
  4. Poner la nevera siempre a la sombra, y a ser posible ponerle por encima una toalla clara
  5. No guardar las sobras si han estado mucho tiempo fuera de la nevera

 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído