​Salamanca acude en masa a la Marea Blanca para defender una sanidad pública “que cada vez está peor”

Este sábado ha tenido lugar en Valladolid y llegó hasta la Consejería de Sanidad, donde pidieron la dimisión de Antonio María Sáez Aguado. La precarización de la Atención Primaria, sobre todo en el medio rural, y las mentiras sobre las listas de espera, principales reivindicaciones

 IMG 20190126 140149
IMG 20190126 140149

El 20 de enero de 2018, una multitud de profesionales del servicio sanitario se daban cita en Valladolid para una histórica Marea Blanca. Según la organización, fueron 50.000 personas, mientras que la Policía cifró en 7.000 los asistentes, que reclamaban un desmantelamiento de la sanidad pública y unas listas de espera inaceptables, por lo que pedían la dimisión del consejero de Sanidad, Antonio María Sáez Aguado.

Un año después, la historia se repite. Este sábado, 26 de enero, profesionales de todas las provincias de Castilla y León se volvieron a reunir en Pucela para reclamar exactamente lo mismo, porque como explicó Regina Moreiro, portavoz de la Plataforma por la Defensa de la Sanidad Pública en Salamanca, “estamos peor que hace un año”.

Precisamente, esta plataforma fue, como hace un año, en masa hasta Valladolid. La problemática, como explica su portavoz, es similar en toda la provincia: “Las listas de espera han aumentado, aunque digan que no, y se ha agravado la situación de Atención Primaria”, recordando que “no es normal la demora que hay en los centros de Salud en Salamanca”.

A ello hay que añadirle la precarización y desvalorización que sufre el medio rural, donde “faltan médicos y, los que hay, tienen que hacer un recorrido enorme”. No sólo médicos, sino “falta personal”, insistiendo en que “no es verdad que se hayan creado puestos de trabajo”.

“Ha sido el año donde más solicitudes de certificados para el extranjero se han expedido”

Regina Moreiro tampoco sabe si los jóvenes que se van graduando en Medicina solucionarán la falta de personal que hay. “Está bien confiar en los jóvenes, pero es normal que se quieran ir si se les dan mejores condiciones fuera que aquí”, explica, detallando que la Consejería argumenta que “no hay médicos”, algo que es mentira “porque los han echado”.

De hecho, la portavoz de la Plataforma por la Defensa de la Sanidad Pública en Salamanca reitera que hay multitud de jóvenes formados en la Universidad y en toda la Comunidad que o bien se van a otros puntos de España o, directamente, al extranjero, puesto que “2018 ha sido el año donde más solicitudes de certificados para el extranjero se han expedido”.

Se pide la dimisión del consejero “porque en tres meses le da tiempo a hundir la sanidad totalmente”

Así, se unen todas las reivindicaciones: la falta de personal y las condiciones en las que trabaja el que hay (“cada vez peores”), el aumento de la lista de espera “pese a que digan lo contrario”… Todo ello llevará a la Marea Blanca a “pedir la dimisión del consejero (Antonio María Sáez Aguado) porque en tres o cuatro meses que le quedan, le da tiempo a hundir la sanidad totalmente”.

Otra de las peticiones de la Marea Blanca, en este caso de todos los asistentes salmantinos, es la construcción del Centro de Salud del Zurguén, puesto que “lo prometieron, que lo iban a hacer, pero ahí lo han dejado”, lamenta Regina Moreiro.

Además, la portavoz insiste en que no se trata de una maniobra política, puesto que en las diferentes plataformas están representados todos los partidos. En la de Salamanca, todos menos “el Partido Popular y Cuidadanos, que se fue”, pero “saben lo que hay”. Así, Regina cree que “lo importante es que el que gane las elecciones haga las cosas bien hechas, y no que lo prometan sólo en elecciones, porque van a prometer todo”.

Por ello, pidió que “salga quien salga, que se preocupe de la Sanidad, que nos viene bien a todos porque es de todos los ciudadanos”, y lo ejemplificó con el nuevo hospital de Salamanca, “que lleva haciéndose no sé cuántos años y cada vez se retrasa más y, cuando queramos llegar, el otro casi se ha caído solo”.

A ello se le añadirá que “en el hospital nuevo nos van a faltar camas, porque se ha quedado pequeño”, mientras que el Clínico “está abandonado”, por lo que las infraestructuras son deficitarias.

“No sé si no han previsto nada o no lo han querido prever”

Sobre la falta de personal, Regina Moreiro no sabe “si no han previsto absolutamente nada o no lo han querido ver”, porque la edad de jubilación de los distintos profesionales ya lo sabían de antemano. Sí cree que no han previsto el aumento de pacientes, pero deberían encontrar soluciones para ello, como mejorar las infraestructuras ya existentes.

“Claro que hace falta una inversión, como ya dijo Pilar Moreno, el centro de salud de La Alamedilla tiene que cambiar las tuberías”, continuó, aunque asegura que no solamente ese, sino “en todos los centros de salud que llevan un montón de años abiertos”.

Todas estas reivindicaciones las llevarán este sábado. Desde Salamanca hay ya cuatro autobuses, tres de ellos llenos, y este pasado viernes “se seguía apuntando la gente”. Junto a ellos, centenares de vehículos particulares que irán hasta Valladolid “y deciden ir en coches porque luego se quedan a pasar el día, como ya ocurrió el año pasado”.

El recorrido fue simliar al de 2018. Desde la plaza de Colón, recorrieron el centro de la ciudad hasta llegar a la Consejería de Sanidad, donde representantes de las 9 provincias de Castilla y León hicieron fuerza de manera conjunta. “Vamos a eso, a apoyar que la Marea Blanca somos todos, y al menos en Salamanca vamos a seguir con tal lucha”, sentenció Regina Moreiro. 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído