Salamanca concienciada con el consumo de agua responsable encabeza nuevas actuaciones

Medidas como la creación de sistemas de drenaje urbano sostenible o soluciones para retener el agua de lluvia y el control de la erosión de los suelos, además de la utilización de especies vegetales autóctonas son algunas de las nuevas actuaciones

1 Comentarios

Zonas verdes en Salamanca. Foto de archivo
Zonas verdes en Salamanca. Foto de archivo

Este martes se conmemora el Día Mundial del Agua, una fecha con la que se pretende concienciar acerca de la importancia de proteger este recurso natural imprescindible para la vida en el planeta. Actualmente existe mucha preocupación sobre todo lo que concierne a los recursos hídricos del planeta, ya que en los últimos años se ha venido notando una disminución significativa de los mismos El cuidado y preservación del agua dulce en todo el mundo como parte del desarrollo sostenible es uno de los principales retos a nivel mundial y, por ello, es uno de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas en la Agenda 2030.

En Salamanca, a través del proyecto LIFE Vía de la Plata y otras iniciativas municipales, se quiere crear un modelo de adaptación al cambio climático para afrontar los retos del futuro, entre los que cobra especial protagonismo la sequía. Medidas como la creación de sistemas de drenaje urbano sostenible o soluciones para retener el agua de lluvia y el control de la erosión de los suelos, además de la utilización de especies vegetales autóctonas, con bajos requerimientos hídricos y el control y disminución de los riegos, serán algunas de las actuaciones que se llevarán a cabo.

En este momento, se están terminando de redactar y aprobar los diferentes proyectos municipales del LIFE Vía de la Plata, donde se plasmarán las actuaciones concretas para lograr esta optimización y gestión del agua en cada una de sus seis zonas de influencia. Entre ellas, la construcción de jardines de lluvia y zanjas drenantes a través de soluciones basadas en la naturaleza o la mejora de la permeabilización de los suelos en parques con un exceso de compactación y en espacios pavimentados de la zona urbana y patrimonial de la ciudad.

Otras acciones municipales para optimizar el uso del agua

Junto con estas actuaciones específicas integradas en el trazado de la Vía de la Plata dentro de este proyecto europeo, el Ayuntamiento de Salamanca lleva a cabo otras actuaciones para aumentar la sostenibilidad hídrica del municipio, haciendo un consumo de agua optimizado.

Uno de estos ejemplos lo encontramos en la mejora del sistema de riego en las zonas verdes de la ciudad, donde la paulatina ampliación del sistema de telegestión permite alcanzar un ahorro de hasta un 40% en los recursos hídricos. Esta tecnología posibilita realizar una planificación de manera inmediata según los datos recogidos por los sensores y, además, permiten detener el riego en caso de lluvia, recalculando la cantidad necesaria posteriormente.

Por otro lado, la aplicación de la Gestión Activa de Presiones (GAP) ha logrado un ahorro neto de unos 7.558.376 metros cúbicos en cuatro años de funcionamiento, lo que equivale al suministro de una población de unos 20.000 habitantes durante cinco años.

Con la implantación del GAP se aumenta en dieciséis años la vida útil de las tuberías y se disminuyen las pérdidas de agua, al regular la presión en la red cuando hay menor demanda e ir optimizándola. También propicia que se necesite producir en la estación potabilizadora menos cantidad, lo que supone un ahorro equivalente al consumo medio anual de una población de quince mil habitantes.

Además, a través de otro proyecto integrado en Savia, la EDUSI Tormes+, el Ayuntamiento de Salamanca ha anunciado recientemente la construcción de un aljibe en el parque de los huertos urbanos de Salamanca para mejorar la gestión del agua en esta zona trastormesina. Tras calcular las necesidades de agua de los 617 huertos urbanos, se llevará a cabo la obra para la captación de este depósito que posibilite la captación y bombeo de agua para riego de las parcelas y zonas aledañas economizando el consumo de agua.

Además de los huertos, también se asegurará el suministro diario para el riego de los paseos y zonas verdes de forma independiente mediante el mismo sistema de funcionamiento, favoreciendo la expansión de la infraestructura verde en entornos urbanos.

Sobre el LIFE Vía de la Plata

El LIFE Vía de la Plata (LIFE19 CCA/ES/001188), es un proyecto piloto elegido por la Comisión Europea en su convocatoria 2020 del programa de cambio climático que pretende crear un nuevo corredor de infraestructura verde a través de los 6,9 kilómetros del trazado de esta antigua vía romana en el municipio de Salamanca.

Con una inversión que supera los 2,8 millones de euros, de los que Europa subvencionará algo más de 1,4 millones de euros, la iniciativa engloba diferentes elementos claves, cuya unión es pionera por primera vez en un ámbito urbano para el desarrollo sostenible: adaptación al cambio climático, implementación de la infraestructura verde en una ciudad Patrimonio de la Humanidad, recuperación de servicios de los ecosistemas, machine learnig e implicación y participación ciudadana.

Hasta finales de 2023, el proyecto va a desarrollar 41 actuaciones tipo en diferentes en aspectos relacionados con la flora, la fauna, el agua, la ciudadanía y la cultura y el patrimonio. Todo este proceso se realizará en las 6 zonas de actuación del proyecto que van desde la Corona de Secano de la zona norte, pasando por las zonas urbanas del municipio (ensanche y zona histórica) hasta la conexión con el Tormes, la vaguada del Zurguén o la zona de monte bajo del sur de la ciudad que conecta con la dehesa.

Este proyecto está impulsado por el Patronato Municipal de Vivienda y Urbanismo (PMVU) de Salamanca y cuenta con el Ayuntamiento de Salamanca, los grupos BISITE y Geociencias de la Universidad de Salamanca (USAL) y la Cátedra UNESCO de la Universidad del País Vasco (UPV/EHU) como socios.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído