Salamanca contará con los primeros puntos de recarga para vehículos eléctricos en el paseo de la Estación y el paseo del Rector Esperabé

Serán dos cargadores de velocidad rápida, con una potencia total de 100 kW, cuyo desarrollo correrá a cargo de Iberdrola. Próximamente se instalarán otros tres puntos de recarga normal

14 Comentarios

 258324
258324

El Ayuntamiento de Salamanca avanza en los trámites para la instalación de los primeros puntos de recarga para vehículos eléctricos en la vía pública. Ya ha dado luz verde a la propuesta de instalación realizada por Iberdrola, enmarcada dentro del plan de impulso de la movilidad eléctrica de la compañía.

En concreto, serán dos cargadores de velocidad rápida, con una potencia total de 100 kW, permitiendo su uso a dos vehículos de forma simultánea. Estarán ubicados en el paseo de la Estación, 11, y en el paseo del Rector Esperabé, 16-18, debiendo estar ejecutada la instalación en el plazo de dos meses desde la concesión de la licencia de obras.

La compañía eléctrica asumirá el coste de la instalación, explotación y mantenimiento durante diez años, abonando al Ayuntamiento un canon de 1.000 euros anuales. Por tanto, la financiación de la concesión, que incluye la instalación completa, acometidas, explotación, conservación y mantenimiento de elementos, se realizará sin aportación económica municipal alguna.

El Consistorio adjudicará próximamente la instalación de otros tres cargadores de velocidad normal, equipados con dos tomas, permitiendo cada uno su uso a dos vehículos de forma simultánea.

El Ayuntamiento cumple así con las exigencias de la Unión Europea en materia de eficiencia energética, contribuyendo a disminuir el gasto, reducir las emisiones nocivas al medio ambiente y propiciar una menor contaminación acústica.

Plan de Acción para el Clima y la Energía Sostenible

El Ayuntamiento de Salamanca tiene en marcha la elaboración de un Plan de Acción para el Clima y la Energía Sostenible, cuyo objetivo es reducir al menos un 40% las emisiones de dióxido de carbono para el año 2030, un ahorro mínimo del 27% en la eficiencia energética y sustituir un mínimo del 27% del actual consumo por otro proveniente de energías renovables.

En concreto, se realizará un inventario de emisiones de referencia de dióxido de carbono para Salamanca y se redactará una evaluación de riesgos del cambio climático, con un análisis cualitativo de la situación actual y lo más realista posible de las tendencias climáticas y sus impactos, cuyos factores definirán la vulnerabilidad actual y futura al que se enfrenta la ciudad. Con todos estos datos, se acometerá la elaboración de un plan de medidas para combatir el cambio climático desde un punto de vista de viabilidad de recursos humanos, técnicos y económicos.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído