Salamanca continúa a la cola de la Comunidad en reciclaje de vidrio en 2020

Es la provincia de Castilla y Léon en la que menos kilos por habitante se depositan en los contenedores verdes. La bajada ha sido generalizada debido al cierre de la hostelería

Un salmantino reciclando vidrio. | CARLOS GAGO
Un salmantino reciclando vidrio. | CARLOS GAGO

Los salmantinos son los que menos vidrio reciclaron en Castilla y León durante el año 2020. Así lo ponen de manifiesto los últimos datos de Ecovidrio, entidad encargada de la gestión del reciclado de residuos. En el último año, recogió un total de 46.868 toneladas de vidrio en la Comunidad, un 7 por ciento menos que en 2019, en un período marcado por el cierre de hoteles, restaurantes, bares y cafeterías debido a la pandemia.

Salamanca tiene los peores datos de las provincias castellanas y leonesas al respecto, tal y como muestran datos de la Agencia ICAL. En 2020, cada salmantino recicló 12,8 kilos de vidrio, 2 kilos menos que en 2019 y lejos de la mejor provincia de Castilla y Léon en este registro, que es Burgos, con 24,4 kilos por habitante. Respecto a la tasa de contenerización, Salamanca tenía en 2019 una media de 287 habitantes por contenedor, contando con un total de 503 iglús para los residuos de envases de vidrio instalados.

A los burgaleses los siguen segovianos y palentinos, con 21 kilos por habitante, sorianos (18,6), vallisoletanos (17), leoneses (15,8), zamoranos (14,3) y abulenses (13,1).

Los ciudadanos acudieron de forma periódica a los 17.486 contenedores verdes que hay repartidos por la Comunidad. Además de todo el vidrio depositado en los iglús por los ciudadanos, Ecovidrio pudo recuperar 151 toneladas de vidrio a través de las plantas de tratamiento de residuos urbanos de la Comunidad, reintroduciéndolas en el ciclo productivo para fabricar nuevos envases.

Los estudios muestran que, durante el pasado ejercicio, los ciudadanos han consumido más envases de vidrio en el hogar y también lo han reciclado con mayor intensidad. Como es lógico, en términos absolutos, 2020 registró un descenso en las toneladas recogidas a través del contenedor verde de un 7,9 por ciento, debido a los cierres y restricciones del turismo en general y del sector de la hostelería en particular. No en vano, la hostelería es la responsable de la generación de más del 50 por ciento de los envases de vidrio del mercado por lo que, en líneas generales, se han reducido los residuos de envases de vidrio puestos en circulación. Pese a ello, la caída se sitúa significativamente por debajo del descenso del consumo estimado en envases de vidrio de en torno el 11 por ciento, en línea con la caída del PIB.

Durante 2020, los habitantes de la Comunidad evitaron con el reciclaje de envases de vidrio han seguido tomando conciencia sobre la emisión de 27.271 toneladas de CO2 equivalentes a retirar 12.733 coches de la circulación durante un año.
Durante 2020, en España se recogieron a través del contenedor verde un total de 843.049 toneladas de residuos de envases de vidrio, lo que sitúa la aportación de cada ciudadano en 17,8 kilos (unos 61 envases por persona). Se trata de una cifra muy positiva pero dos kilos inferior a la media de Castilla y León. En todo el territorio nacional, hay actualmente 235.259 contenedores verdes.  

Ecovidrio ha podido recuperar 63.750 toneladas de vidrio a través de 21 plantas de tratamiento de residuos urbanos, reintegrándolas en la cadena de reciclaje.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído