Salamanca cuenta con 12 tramos de carreteras peligrosas pertenecientes a la Red Estatal

En Castilla y León figuran 104 en los que se han contabilizado 231 accidentes y 363 víctimas, entre heridos y fallecidos

1 Comentarios

Nacional 630
Nacional 630

Uno de cada cinco tramos de carreteras peligrosas de la Red Estatal está en Castilla y León, según el último informe de la organización Automovilistas Europeos Asociados, (AEA) que ha analizado la peligrosidad en el quinquenio 2015-2019, a partir de los datos disponibles del Ministerio de Transportes. 

En total, entre los 500 tramos con mayor siniestralidad, índice calculado en base al número de accidentes y víctimas de los últimos años en función de la intensidad de tráfico que soportan, figuran 104 de Castilla y León, en los que entre 2015 y 2019 se han contabilizado 231 accidentes y 363 víctimas, entre heridos y fallecidos. No obstante, también hay que recalcar que la Comunidad, con 5.647 kilómetros de carreteras convencionales dentro de la Red Estatal, se sitúa en primer lugar en el conjunto autonómico. 

Por provincias, León se sitúa en cabeza con 27 tramos peligrosos, por delante de Burgos, con 20, Zamora, con 17, y Salamanca, con 12. En el extremo opuesto aparece Valladolid y Ávila, con solo tres tramos en cada caso, seguidas por Palencia, con seis; Segovia, con uno más, y Segovia, con siete.

El tramo más peligroso de la Comunidad se sitúa en la provincia de Zamora, en el punto kilométrico 530 de la N-122, a la altura de localidad de Trabazos, con un índice de peligrosidad de 2.165,8, por delante de la BU-12, la vía de acceso a la aeropuerto de Burgos (1.440,6) y en el kilómetro 296 de la N-630, en la localidad zamorana de Corrales del Vino (1.026).

El informe de AEA destaca que en el quinquenio analizado (2015-2019) el Índice de Peligrosidad Medio (IPM) de la Red de Carreteras del Estado ha disminuido un tres por ciento respecto del quinquenio anterior, aunque se han detectado más tramos que superan en más de diez veces ese índice, pasando de 180 a 500, en los se han contabilizado 1.685 accidentes y 2.523 víctimas, la mayoría de ellos heridos leves.

A nivel nacional el tramo más peligroso se ha localizado en el kilómetro 245 de la N-2, en la provincia de Zaragoza, con un índice de peligrosidad que supera en 686 veces la media nacional.

Autopistas de peaje

Respecto de las autopistas de peaje, AEA destaca en su informe que se trata de las infraestructuras más seguras para circular, si bien en el periodo analizado 2015-2019 aún se han localizado cien tramos con índices de peligrosidad cuatro veces superior a la media nacional.

El kilómetro 20 de la AP-41, en la provincia de Toledo, es el tramo de autopista de peaje que tiene el mayor índice de peligrosidad (242,2), superando 43 veces el índice nacional medio. No obstante, el que más accidentes y víctimas ha contabilizadoen el quinquenio analizado es el tramo situado el Km. 146 de la AP-7, en Barcelona, con 95 accidentes y 161 víctimas, la mayoría heridos leves (159), que sigue ostentando el récord nacional.

En Castilla y León el tramo de autopista más peligroso se sitúa en el kilómetro 120 de la AP-66, a la altura de Rioseco de Tapia, en la provincia de León. Entre los cien con mayor siniestralidad también aparecen tres tramos de la AP-61 (Segovia), dos de la AP-71 (León), cinco más en la AP-66 (León) y uno en la AP-6 (Ávila).

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído