​Salamanca, en “emergencia demográfica”: perderá más de 90.000 habitantes en los próximos 30 años

De no cambiar la tendencia demográfica, la despoblación se acentuará en los próximos años. La provincia charra se verá especialmente afectada debido a su alta tasa de municipalidad rural

98 Comentarios

 Mogarraz despoblación población (Copy)
Mogarraz despoblación población (Copy)

Castilla y León es una de las regiones que más afectadas se está viendo por la despoblación. El nuevo éxodo rural que se está viviendo y la baja natalidad están castigando a un territorio que, en los últimos años, no deja de perder habitantes. La provincia de Salamanca tampoco es ajena a esa tendencia y ha visto cómo, desde que estalló la crisis de 2008, ha perdido cerca de 22.000 habitantes en 10 años.

Sin embargo, esa tendencia podría ir a más. Y es que si las migraciones no son favorables y, por ende, la tasa de crecimiento demográfico sigue siendo negativa, la provincia charra podría perder más de 90.000 habitantes en los próximos 30 años, lo que supondría el 27,3% de su población total.

Así lo asegura un informe demográfico realizado por la Universidad Católica de Ávila (UCAV) y presentado esta semana. Concretamente, se trata de una herramienta que permite consultar la evolución del movimiento natural de la población y que predice una pérdida de habitantes en Salamanca del 8,7% de aquí a 2030 y del 27,3% en 2050. En Castilla y León, la pérdida sería del 8,2% hasta 2030 y del 26,6% hasta 2050.

La responsable del estudio ha sido Beatriz Sánchez, profesora del estudio abulense, quien se encargó de detallar que el trabajo, que se puede encontrar de manera resumida en la página web del centro, se ha centrado en el movimiento natural de población, sin tener en cuenta los flujos migratorios.

Por ello, la autora de este buscador que vaticina que "va a haber municipios en los que, si no se adoptan medidas y no llega un flujo migratorio positivo que revierta la situación, pueden desaparecer" en Castilla y León.

Entre ellos, más de una de las 362 localidades salmantinas, ya que la provincia charra es la segunda con más porcentaje de municipios rurales -aquellos con menos de 2.000 habitantes- de la Comunidad, con un 95,9%, sólo superada por Zamora -98,4%- y Burgos -97,3%-. Esto supone, además, el estar más de 20 puntos porcentuales por encima de la media de España, ya que ‘sólo’ el 72,3% de las localidades del país son municipios rurales.

Beatriz Sánchez espera que este buscador "sea útil para llevar a cabo medidas que puedan paliar esta situación" que, a su juicio, puede derivar en "el abandono del campo" y tener un "impacto sobre el paisaje" y las tradiciones, llegándose a "perder".

De hecho, recordaba que el primer gran descenso poblacional se produjo por el éxodo rural producido entre la década de 1960 y 1970 “por las nuevas oportunidades que ofrecían las grandes ciudades”, ya fuera en formación, en el mercado laboral o en una mejor calidad de vida, algo que está sucediendo también hoy en día.

Por su parte, Lourdes Miguel, decana de la Facultad de Ciencias Sociales y Jurídicas de la UCAV, valoraba que, según los datos que se derivan de todo lo recabado, Castilla y León se encuentra en una situación de "emergencia demográfica".

Es por ello que considera que las universidades "tienen el deber de contribuir, desde la investigación, al desarrollo de la sociedad", al mismo tiempo que "informar sobre aspectos que pueden predecir datos que resulten negativos para que los poderes públicos adopten medidas correctoras y reconduzcan sus políticas".

Una tasa de envejecimiento y sobreenvejecimiento que se multiplicará

Otro de los problemas a los que tendrá que hacer frente Salamanca, además de a la despoblación, será al envejecimiento de las personas que se queden. Y es que el éxodo que está viviendo el territorio charro se ve reflejado especialmente en los jóvenes, que marchan a otros lugares en busca de mayores oportunidades.

Eso, unido a una baja natalidad, está haciendo que cada vez la población esté más envejecida. Según los datos de la UCAV, el índice de envejecimiento –personas mayores de 65 años- era del 26,3%, mientras que el de sobreenvejecimiento –personas mayores de 85 años- era del 5,8%.

Pues bien, esos números crecerán significativamente. En lo que a índice de envejecimiento se refiere, el estimado para la provincia charra en 2030 es de 31,2%, mientras que en 2050 aumentaría hasta el 38,2%. Esto supondría que en torno a 92.055 habitantes de Salamanca tendrían más de 65 años.

Algo similar ocurre con los mayores de 85 años, cuyo porcentaje ascendería en 2030 al 7,1% y, en 2050, al 9,9%. Esto significaría que cerca de 23.857 personas tendrían una edad superior a la esperanza de vida actual.

Zamora, la provincia más afectada seguida de León; Valladolid, la que menos junto a Segovia

Beatriz Sánchez, ha señalaba además que, según los datos recogidos, la provincia que "peores datos registra" es la de Zamora, con pérdidas del 13,3% y del 36% de la población en 2030 y 2050 respectivamente. Le sigue la provincia de León, que perdería el 10,6% de sus habitantes en 11 años y el 31,7% en 2050.

En el lado ‘opuesto’ estarían las provincias de Valladolid y Segovia. Ambas perderían un 5,4% y un 6,1% de sus habitantes en 2030 y un 21,9% y un 21,3% en 2050. Pese a ser también unos números muy altos -en su totalidad, Valladolid perdería más personas que Salamanca-, serían porcentualmente los territorios de Castilla y León menos castigados.

Eso sí, Beatriz Sánchez destacaba que, en todo caso, todas las provincias de la Comunidad perderían más de un 20% de sus habitantes en el 2050 si no se toman medidas correctoras o se produce un flujo migratorio positivo. Todo ello provocaría un “un desequilibrio en la distribución de la población”, puesto que la misma se concentraría en grandes núcleos urbanos. 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Lo más leído