Salamanca registra hasta julio un 53% menos de incendios que en el mismo periodo del año anterior

En los siete primeros meses del año se han producido un total de 86 incendios, de los que 61 fueron conatos, que dejaron 283,47 hectáreas calcinadas

 Incendios 1
Incendios 1

Aunque la campaña de incendios forestares arrancó el 1 de julio, como cada año, por ser el verano la época de mayor riesgo, lo cierto es que los incendios forestales se pueden producir durante todo el año, de hecho, tal y como han señalado desde la Consejería de Fomento y Medio Ambiente, “estadísticamente, marzo es el mes que más incendios hay en la comunidad”.

En cuanto a las zonas donde el riesgo de incendio es mayor, se sitúan en el oeste de la comunidad, siendo Salamanca, León y Zamora las provincias que más incendios y más superficie quemada sufren anualmente, seguidas de Ávila y Burgos.

Por el momento, en toda Castilla y León está siendo un año bastante bueno en cuanto a incendios forestales se refiere, tanto por el número de fuegos, como por la cantidad de terreno que se ha visto afectado, y Salamanca se encuentra en esa misma línea.

Así, según los datos de la Junta de Castilla y León, en los siete primeros meses del año se han producido un total de 86 incendios en la provincia salmantina, de los que 61 fueron conatos (de menos de una hectárea), que dejaron 283,47 hectáreas calcinadas. De ellas 6,17 fueron en superficie arbolada, 195,38 hectáreas fueron en matorral y bajo monte y 81,92 hectáreas afectaron a superficie de pastos.

En comparación con el pasado año, que en conjunto fue un año malo en materia de incendios, Salamanca ha registrado hasta julio de 2018 un 53% menos de incendios forestales que en el mismo periodo de 2017, cuando se produjeron 183 incendios, de los que 124 fueron conatos. En total, en ese tiempo ardieron 1.216,25 hectáreas, una cifra significativamente superior a la de este año.

Sin incendios significativos en lo que va de año

A estas alturas del año, en 2017 se habían producido dos incendios significativos en la provincia de Salamanca. El 25 de enero en Candelario que arrasó una superficie de 516,6 hectáreas, y otro en Aldeadávila de la Ribera, el 17 de julio, que permaneció activo diez días y calcinó más de 400 hectáreas.

Además, el incendio producido en la zona de Puente del Congosto, el 24 de agosto, afectó a más de 2.000 hectáreas entre las provincias de Salamanca y Ávila.

Debido al riesgo de incendio, la campaña, que normalmente finaliza a finales de septiembre, le prolongó hasta el 19 de octubre, y a pocos días de que terminara, el 16, Pereña fue el foco de un peligroso incendio declarado nivel 2 por el riesgo de afección a la población de Villarino.

Sin embargo, en lo que va de año, aún no se ha producido en la provincia salmantina ningún incendio de nivel 2. Quizá los más destacados sean el declarado en Cerralbo el 2 de agosto, que calcinó 13 hectáreas, y el que ha tenido lugar esta semana en Salamanca, en Tejares, que afectó a una superficie de 7,5 hectáreas.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído