"Salamanca tiene las bondades de una provincia y los servicios de una gran ciudad"

La mexicana Iliana reside en España desde hace diez años. Publicista de profesión, empezó de cero y ahora está al frente de una frutería en la avenida de Portugal. “Cuando llegué hubo un choque cultural importante, porque aunque hablamos el mismo idioma los modismos son diferentes”, recuerda. Ahora, se siente totalmente integrada, disfruta de los atardeceres desde la Catedral y es una fiel seguidora del equipo de baloncesto femenino Perfumerías Avenida

0 Comentarios

 "Salamanca tiene las bondades de una provincia y los servicios de una gran ciudad"
"Salamanca tiene las bondades de una provincia y los servicios de una gran ciudad"

Iliana es una mexicana orgullosa de sus raíces, tuvo la oportunidad de trabajar durante unos algunos años para GNP, una de las empresas aseguradoras más importantes de Latinoamérica,  donde la filosofía interna de trabajo estaba enfocada al arraigo, por lo que el ambiente y prestaciones laborales eran excelentes. Nos cuenta como curiosidad,  ue en las instalaciones contaban con un gimnasio, piscina, comedor y hasta pista de tenis.

Hace casi diez años el destino le tenía preparada una gran sorpresa, vivir en España, en un inicio pudo trabajar a distancia durante dos años con otra empresa mexicana que se dedica a la venta de maquinaria para construcción, sin embargo la diferencia horaria le dificultó la continuidad. 

Publicista de profesión y con las dificultades para homologar su título, tuvo que comenzar de cero, con la mala suerte que en ese tiempo eclosionaba la crisis económica, por lo que encontrar trabajo relacionado con sus estudios fue una batalla perdida.  Con pocas opciones profesionales, tuvo que formarse de nuevo y realizó un curso de camarera de pisos en la Fundación del Secretariado Gitano, experiencia que enriqueció su vida al sentirse en un ambiente de acogida, “conocer otra forma de pensar y sentir es muy interesante”. Nos cuenta que hizo primero sus prácticas  y después de un tiempo pudo comenzar a trabajar, labor que desempeño durante un par de años.

Con el tiempo encontró la mancuerna perfecta y decidió asociarse e invertir todo su capital en un negocio propio en el que pondría en práctica esa filosofía de trabajo que le formó en México. Así nació ‘Frutería Mi Huerto’, ubicada en avenida Portugal, en donde el cliente, el servicio y la calidad del producto son lo más importante. “Cerramos una hora más tarde de lo habitual lo que le permite a la gente hacer sus compras después de su jornada diaria y nos enorgullece decir que muchos de nuestros clientes son ahora también nuestros amigos”, explica.

De México y Salamanca

“Mi país es una postal llena de color, su riqueza cultural, clima, sabores, olores y su gente, sin embargo al vivir en la Ciudad de México (D.F.) con casi 22 millones de personas, con lo que eso implica, me era casi imposible mirar al cielo y divisar algunas estrellas, esas que me gustan tanto contemplar por que me llenan de energía y paz”, afirma. 

Y añade: “No puedo negar que cuando llegué a España hubo un choque cultural importante, porque aunque hablamos el mismo idioma los modismos son diferentes, por poner un ejemplo, yo llamaba closet a lo que es un armario”, nos dice con una sonrisa. También nuestra visión de la vida es distinta, ni mala ni buena sólo diferente”. Nos cuenta que ahora se siente doblemente charra, que tiene en su vida a personas maravillosas que le hacen feliz, que se siente totalmente integrada y azulona de corazón, por eso de pertenecer a los fieles seguidores del mejor equipo femenino de baloncesto Perfumerías Avenida.

“Vivir en Salamanca es una suerte, siempre digo que tiene las bondades un provincia y los servicios de una gran ciudad, una combinación perfecta para disfrutar de cada una de las cosas que ofrece”, asegura. Comenta que su zona favorita es la parte más antigua, disfrutar de una caminata por sus calles empedradas, tomarse un café en la Plaza Mayor y contemplar el atardecer desde la parte alta de la Catedral y como no, comerse un bocadillo junto al río y contemplar la naturaleza, “la grandeza de la vida está construida de momentos, esas pequeñas cosas que nos llenan el alma y en este mundo tan caótico hay que estar atentos para no perderlas de vista”.

Gracias a entrevistas como esta conocemos más de las personas que son parte de nuestro entorno, que luchan y trabajan para tener un futuro mejor, hemos dejado de lado las vivencias desagradables, que de eso ya hay demasiadas. Iliana, gracias por abrir tu corazón para contar tu historia.

 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído