​Sánchez recuerda que “mientras el virus siga amenazando, la vida no volverá a ser como antes” y anuncia que la ‘nueva normalidad’ se mantendrá “hasta que haya vacuna”

El próximo martes, el Consejo de Ministros aprobará un Decreto Ley que establecerá las normas sanitarias que se tendrán que seguir en el futuro. Entre ellas, el uso obligatorio de mascarilla para los mayores de 6 años o medidas de prevención, organización e higiene

 20200607182213 4475c24efdd78d4fd3f8f0addf87ed76 1200x800
20200607182213 4475c24efdd78d4fd3f8f0addf87ed76 1200x800

Pedro Sánchez ha comparecido en rueda de prensa telemática tras una nueva Conferencia de Presidentes en la que se han tratado diversos asuntos como la nueva normalidad, el Ingreso Vital Mínimo o el fondo no reembolsable que recibirán las comunidades autónomas para hacer frente a los gastos ocasionados por la pandemia de COVID-19.

El presidente del Gobierno ha alabado la cobogernanza durante el estado de alarma, que “ha sido eficaz”, ha asegurado, reflejando que “ahí están los números” y asegurando que todas las instituciones son “interdependientes, nos necesitábamos unos a otros”.

Así, ha recordado que aunque las competencias tanto en Sanidad y en residencias de mayores se han mantenido en cada una de las comunidades, se reforzaron los papales de diversos ministerios, como el de Sanidad, el de Defensa, el de Interior o el de Movilidad y Transportes para garantizar la seguridad de todos los españoles.

Ahora, ya a las puertas de la Fase 3 de la desescalada y con apenas dos semanas más de estado de alarma por delante, son las comunidades autónomas las que vuelven a poseer plenas facultades, si bien el presidente del Gobierno ha manifestado que es imprescindible que continúe la colaboración puesto que nos enfrentamos a “una realidad distinta a la que conocíamos antes de la pandemia”, la definida como “nueva normalidad.” 

En esta nueva normalidad desaparecerán las medidas más excepcionales “con las que hemos combatido y vencido a la pandemia”, ha continuado Sánchez, quien también ha aclarado que la situación no será como antes de que el virus irrumpiera porque “mientras el virus siga amenazando, la vida no volverá a ser como antes”.

Así, tal y como la irrupción del terrorismo introdujo nuevas reglas, especialmente en lugares con grandes aglomeraciones, ahora el coronavirus, con el que tendremos que convivir un tiempo -“esperemos que la ciencia nos dé una alegría pronto”, ha deseado Sánchez-, también cambiará ciertos aspectos de la vida.

“Parece que hemos vivido una pesadilla, pero ha sido muy real. Las mides de vidas perdidas y la fatiga de los sanitarios es muy real -felicitándoles por el Premio Princesa de Asturias de la Concordia-, así como la angustia del confinamiento”, ha lamentado el presidente del Gobierno de España, quien ha reflejado que otros países están viviendo la pandemia “con la misma crudeza que nosotros”.

Los ejemplos que ha puesto han sido los del Reino Unido y de Estados Unidos, dos países que demuestran que “el riesgo está ahí y que el virus puede volver”. Además, ha insistido en que la amenaza de una segunda ola “no es un invento” sino que ha sido un hecho en otras pandemias y que es un riesgo del que advierte la OMS.

Por todo ello, el próximo martes, 9 de junio, el Consejo de Ministros aprobará un Real Decreto-ley que establecerá las normas que se deberán seguir una vez acabe el estado de alarma “para evitar rebrotes” y que se mantendrá hasta que “aparezca una vacuna”, ya que aunque se ha superado la fase aguda de la pandemia pero “se requieren otras medidas”.

Uso obligatorio de mascarilla a los mayores de 6 años y medidas organizativas de prevención e higiene

Las medidas que se aprobarán se mantendrán “mientras dure la emergencia sanitaria” y para su cumplimiento es imprescindible la colaboración de las comunidades autónomas, “máxima cuando son ellas las que tienen las competencias en materia sanitaria”, ha apuntado Sánchez.

Aunque el Real Decreto-ley se detallará con mayor precisión el martes, el presidente del Gobierno ha adelantado que el mismo es relativo a la prevención y a la higiene pública y que en el mismo se adoptarán planes y estrategias de actuación coordinadas en materia de Salud Pública.

Alguna de las normas que se establecerán será la obligatoriedad de utilizar mascarillas a todas las personas mayores de 6 años siempre que no se pueda garantizar la distancia de seguridad. Eso incluirá el transporte público, si bien las personas con dificultades respiratorias o con alguna discapacidad que impida el uso eximirá del mismo, “tal y como sucede ahora”.

Igualmente, se diseñarán medidas organizativas de prevención e higiene en los centros sanitarios y docentes “con el fin de evitar la coincidencia masiva de personas”. Unos planes que también se aplicarán en comercios, hostelería, restauración o instalaciones deportivas, entre otros lugares. Asimismo, se adoptarán medidas en el transporte público para evitar aglomeraciones.

Esa será la primera de las cuestiones que tratará el Decreto-ley. La segunda será referente a los medicamentos y productos sanitarios, puesto que se garantizará el abastecimiento de productos sanitarios y la Agencia Española del Medicamento podrá emitir “licencias excepcionales” para la producción de mascarillas, batas quirúrgicas y otros equipos de protección.

Las comunidades autónomas tendrán que facilitar a las autoridades todos los datos epidemiológicos

Pedro Sánchez también ha confirmado que el Decreto-ley establecerá la obligación de facilitar a la autoridad sanitaria pública “todos los datos de seguimiento y vigilancia epidemiológica”, y que a todo caso sospechoso se le realizará una prueba diagnóstica, ya sea por PCR u otra prueba molecular. La misma se hará “tan pronto como sea posible una vez se detecten los síntomas”.

Y es que la capacidad de respuesta del sistema sanitario “se garantizará” para responder a posibles rebrotes, para lo que se elaborarán planes de contingencia frente al virus que establecerán un mínimo de respuesta ante incrementos importantes y rápido de COVID-19 tanto en Atención Primaria como hospitalaria.

“Estas medidas están pensadas para mantener la alerta frente al virus, que sigue circulando y al acecho, para fortalecer las barreras y evitar la propagación”, ha aseverado Sánchez, quien ha insistido en la necesidad de tener y mantener a punto el Sistema Nacional de Salud.

Eso sí, el presidente del Gobierno también ha recordado que el primer control “pasa por cada uno de nosotros y nosotras”, insistiendo en que la higiene más eficaz es la individual y valorando que en todos los casos de rebrote había “una imprudencia detrás en la mayoría de las veces”, como puede ser una reunión con una cantidad de personas por encima de lo permitido en cada fase y sin seguir las normas de protección.

Por ello, el presidente ha reiterado que cada cual decide si ser “una barrera o un agente propagador”, por lo que ha pedido que se mantengan las distancias en espacios concurridos así como las normas de aseo y urbanidad “que ya hemos incorporado a la vida cotidiana”.

Por último, ha reclamado un esfuerzo entre los más jóvenes porque, aunque ataque más duramente a los mayores, “ustedes no están a salvo del coronavirus”. Además, les ha apelado a la responsabilidad individual porque “si se mantienen lejos, protegen a los mayores”. “Se lo suplico: háganlo por sus padres, por sus abuelos, por ustedes mismos y por los demás”, ha concluido.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído