Sanidad activa el Plan de Acciones Preventivas ante la primera ola de calor de este año

Finaliza este martes con un descenso amplio de temperaturas que el miércoles llevará a las máximas por debajo de los 20 grados. Las consideraciones a tener en cuenta son más importantes en el caso de la población en riesgo

 WhatsApp Image 2019 06 03 at 18.21.48
WhatsApp Image 2019 06 03 at 18.21.48

El calor de estos últimos días ha provocado que el Ministerio de Sanidad haya activado su Plan de Acciones Preventivas contra los Efectos del Exceso de Temperaturas. 

Y es que solo en Salamanca ha habido temperaturas por encima de los 30 grados que, en otras zonas, se han aproximado mucho a los 40, lo que provoca efectos negativos en la salud de los ciudadanos, especialmente en los grupos de riesgo más vulnerables como niños, personas mayores, embarazadas y enfermos crónicos. 

Así, el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social ha emitido una serie de consideraciones, que se deben tomar más en cuenta cuando se produce la primera ola de calor, cuando este continúa durante varios días o en casos de mucha humedad y poco viento. 

Entre las recomendaciones, de este modo, se encuentra el beber mucha agua y líquidos no azucarados ni alcohólicos sin necesidad de tener sed, permanecer en lugares frescos y tomar duchas, bajar las persianas para evitar que el sol entre directamente en casa para bajar la temperatura, hacer comidas ligeras y evitar actividades en el exterior en las horas más calurosas. 


Además, el Ministerio recuerda que el calor puede producir diversos problemas, desde irritaciones en la piel y calambres hasta un aumento de la temperatura que puede llevar a la muerte incluso sino se recibe atención médica. 

La pérdida de agua y sales minrales por el sudor, de esta manera, puede provocar síntomas como dolor de cabeza, mareos, debilidad muscular o calambres, náuseas y vómitos e incluso pequeñas elevaciones de la temperatura corporal.

De esta manera, en el caso de que se produzcan calambres, el Ministerio recomienda parar toda la actividad y descansar en un sitio fresco, evitar la actividad física durante varias horas, beber zumos ligeros y bebidas deportivas diluidas en agua y consultar al médico si los calambres duran más de una hora.

En el caso de agotamiento por calor, que ocurre después de varios días debido a la sudoración excesiva y que se muestra a través de debilidad, fatiga, mareos o náuseas, las recomendaciones son las mismas. 

La gravedad llega en el momento en el que el cuerpo no puede controlar la temperatura y se ve por la sequedad, piel roja, pulso rápido, intenso dolor de cabeza, confusión y pérdida de conciencia. En este caso se debe llamar a urgencias y enfriar el cuerpo en una habitación oscura con paños de agua fría o una ducha también fría. 

El Plan para prevenir los efectos de las altas temperaturas permanece activado desde el 1 de junio hasta el próximo 15 de septiembre. Además existe un seguimiento en los quince días previos y el mes posterior a este periodo para el caso de que fuera necesaria una activación del Plan Nacional debido a unas temperaturas anormalmente elevadas que requieran una activación previa o una reactivación del Plan.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído