Los casos de sarampión se han disparado en este 2022. Así mismo lo ha anunciado la Organización de las Naciones Unidas (ONU), que, además, ha atribuido el aumento de su incidencia a la pandemia del coronavirus. Los casos de esta enfermedad, que puede ser mortal especialmente en niños no vacunados, subieron un 79% a nivel global en los primeros dos meses del año. En enero y febrero, se registraron en el mundo un total de 17.338 casos de sarampión, frente a los 9.665 que se dieron en el mismo periodo durante el 2021.

Tal y como ha apuntado la ONU, la relajación de las medidas de distanciamiento físico en los últimos meses y las crisis humanitarias en países como Ucrania, Etiopía o Afganistán (muchos de los brotes se declaran en zonas en conflicto) también han podido influir en el aumento de casos. De hecho, en los últimos 12 meses, los países que más casos de sarampión han reportado han sido Nigeria (12.341), Somalia (9.068), el Yemen (3.629), Afganistán (3.628) y Etiopía (3.039), afectados por crisis humanitarias y donde las tasas de vacunación son relativamente bajas (entre el 46% y el 68%, cuando se recomienda alcanzar el 95%).

57 campañas interrumpidas

Las organizaciones han advertido, además, de que, durante la pandemia, se han paralizado 57 campañas de vacunación contra enfermedades infecciosas en 43 países, lo que afecta a 203 millones de personas. De esas campañas interrumpidas, 19 son de sarampión.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído