Si viajas en avión debes tener en cuenta las dimensiones de tu equipaje

Las medidas y el peso son detalles muy importantes para tener en cuenta a la hora de viajar en avión. Tener presente esto te puede librar de un buen quebradero de cabeza

Turistas con maletas | Fotografía EP
Turistas con maletas | Fotografía EP

Después de un año, donde se ha limitado la movilidad se percibe en el ambiente ganas de viajar. Los turistas están más dispuestos a regresar a nuestro país, y nuestros ciudadanos están más dispuestos a viajar al extranjero, por eso muchos de ellos se ven en la obligación de coger un avión y poner rumbo al descanso.

Siempre que vamos a coger un avión tenemos que llevar con nosotros equipaje, por eso resulta necesario recordar que el tamaño, en este caso, sí importa. Además, esto es importante porque el precio final del billete del avión no siempre incluye el equipaje en su coste. Todo depende de la compañía.

Este es el principal motivo por el que la OCU, en plena época de viajes, recuerda cómo deben ser las dimensiones de nuestro equipaje.

La Asociación Internacional de Transporte Aéreo recomienda no exceder las medidas de 55 x 35 x 20 cm con ruedas, asas y bolsillos incluidos. En el caso de que tu maleta sobrepase estas dimensiones no significa que ya no puedas viajar, sino que no te quedará más remedio que facturar, y que te cobren la tarifa correspondiente.

También hay que tener en cuenta el peso de la maleta, no solo sus medidas. La mayoría de las aerolíneas aceptan entre los 10 y los 12 kg, aunque hay que prestar atención a este peso porque algunas compañías incluyen en él el bolso de mano. Si viajas con una tarifa business el peso sería más generoso.

Otro dato a destacar es que normalmente te permiten portar entre 1 y 3 maletas o bultos, que no deben superar los 23 kg y los 158 cm. Así que recuerda no comprar una maleta que supere esas medidas.

Introducir todo el equipaje deseado en una maleta pequeña es posible, así que no te asustes si estás a punto de hacer un viaje. Solamente se trata de aprovechar bien todo el espacio, por ejemplo, se recomienda enrollar la ropa, ya que ocupa menos espacio que si la doblamos. Las prendas más pesadas se suelen poner abajo, y los huecos suelen aprovecharse para los zapatos o algún objeto.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído