El sindicato SATSE convoca huelga de Enfermería en Castilla y León a partir del 22 de marzo "por las bajas retribuciones de las enfermeras"

Critica que la Junta está “expulsando” a cientos de profesionales jóvenes que no ven futuro aquí, con unas diferencias salariales de 5.000 euros anuales con otras comunidades

0 Comentarios

 Satse critica el "menosprecio" de la Gerencia de Servicios Sociales a las enfermeras del Campyco
Satse critica el "menosprecio" de la Gerencia de Servicios Sociales a las enfermeras del Campyco

El Sindicato de Enfermería SATSE ha convocado huelga de Enfermería en Castilla y León para los días 22, 23, 24 y 25 de marzo debido a las bajas retribuciones que perciben las enfermeras de esta Comunidad.

 SATSE se ha manifestado este miércoles ante la Presidencia de la Junta de Castilla y León en Valladolid para exigir medidas que reviertan la situación que padecen las enfermeras y enfermeros de esta Comunidad, los peor pagados de España, y continuará con las movilizaciones si no hay una respuesta por parte de la Administración autonómica, movilizaciones que desembocarán en la huelga prevista a partir del 22 de marzo.

 También critica que la Junta está “expulsando” fuera de nuestra Comunidad a cientos de enfermeras y enfermeros jóvenes que no ven futuro aquí debido a las retribuciones que se les ofrecen. Solo el 20% de las 750 enfermeras y enfermeros que se graduaron el pasado año en las facultades de Castilla y León se han quedado a trabajar en nuestra Comunidad. Prefieren marcharse a otras comunidades para lograr un contrato más estable y unas condiciones retributivas que aquí no van a conseguir, teniendo en cuenta que hay una diferencia salarial de más de 5.000 euros anuales con comunidades como Murcia, País Vasco o Navarra.

 Asimismo, exige que se retribuya justamente el trabajo de estos profesionales, de forma acorde a su titulación, ya que son graduados universitarios con una alta especialización. La Junta de Castilla y León quiere enfermeras especializadas y con una alta cualificación, que estas profesionales han demostrado durante la pandemia, pero sin embargo, no quiere pagar esa alta cualificación, lo que empuja a la salida de las enfermeras hacia otras comunidades.

Mercedes Gago, secretaria general del Sindicato de Enfermería en Castilla y León, afirma que “estamos hartos de oír que las UCIS funcionaban y que se está dando una asistencia de calidad a los pacientes gracias a la formación de las enfermeras, pero eso hay que retribuirlo convenientemente”.

 Además, las enfermeras de Atención Primaria y Emergencias son las que tienen el complemento específico más bajo de todos los empleados públicos de la Junta de Castilla y León. SATSE también se queja de que con la bajada de retribuciones que se produjo en 2010, los empleados de la Junta de Castilla y León que más pérdida sufrieron fueron los del grupo A, titulados universitarios y en concreto, las enfermeras, y esa pérdida retributiva no se ha recuperado.

El sindicato advierte de que el 40% de las enfermeras de Castilla y León se jubilará en 6 o 7 años, por lo que esta pérdida de efectivos enfermeros en la Comunidad va a condicionar la asistencia que se pueda ofrecer, ya que, generalmente, las enfermeras que se van ya no vuelven y cada vez hay menos enfermeras en nuestra Comunidad, con lo cual, la carga de trabajo aumenta para el resto de profesionales enfermeros. “No va a haber relevo posible porque están haciendo oídos sordos a las advertencias”, añadió Mercedes Gago.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído