​El Sindicato de Técnicos de Enfermería denuncia que los profesionales no quieren trabajar en las residencias de los Servicios Sociales de Castilla y León por sus condiciones

Según recuerdan, el número de profesionales es deficitario “durante todo el año” pero en los meses de verano “es alarmante” y, si no se ponen en marcha soluciones con la urgencia que el problema merece la situación, va a generar un serio problema “dado que los profesionales que están al límite y ni siquiera quieren un puesto en las residencias” 

 Prestación de riesgo para enfermeras embarazadas
Prestación de riesgo para enfermeras embarazadas

El Sindicato de Técnicos de Enfermería (SAE) ha denunciado que la situación de las residencias de Servicios Sociales de Castilla y León es “demoledora, como lo son las condiciones de trabajo de los Técnicos en Cuidados de Enfermería que prestan sus servicios en la gran mayoría de ellas”.

Así, según recuerdan, el número de profesionales es deficitario “durante todo el año” pero en los meses de verano “es alarmante” y, si no se ponen en marcha soluciones con la urgencia que el problema merece la situación, va a generar un serio problema “dado que los profesionales que están al límite y ni siquiera quieren un puesto en las residencias”.

“Mejorar las condiciones de trabajo es el primer punto para que los TCE (técnicos en cuidado de enfermería) quieran acceder a la bolsa de trabajo dado que son muy pocos los profesionales dispuestos a ello y optan por cobrar menos en los hospitales de Sacyl pero no tener que gastarlo en fisioterapias cuando terminan la jornada en la residencia”, ha afirmado Ana Tobal, secretaria autonómica de SAE en Castilla y León.

La falta de candidatos y que no se aplica el decreto que regula la selección de personal funcionario interino y de personal laboral temporal de la Administración General de la Gerencia de Castilla y León y sus organismos autónomos, publicado en julio de 2018, ha supuesto que se hagan contrataciones en el INEM y que, entre las sustituciones, “se haya contratado a personas sin experiencia, sin la capacidad funcional e incluso sin titulación para atender a los residentes lo que, evidentemente, supone una sobrecarga laboral para el resto de sus compañeros”, han explicado.

Otro factor fundamental para intentar solucionar la situación sería aumentar las ratios. “Estos se hicieron hace muchos años bajo otros parámetros que no tienen nada que ver con los actuales”, continúan, recordando que “es legal pero en absoluto real”, porque la población envejecida ha aumentado considerablemente y “todos son dependientes y muchos son grandes dependientes y con pluripatologías”, por lo que no se pueden seguir aplicando los mismos criterios si la situación no es la misma.

Por ello, aseguran que en estas condiciones es muy difícil para los profesionales poder dar la atención que quieren y los residentes merecen. “Desde el Sindicato de Técnicos de Enfermería se han presentado diferentes denuncias ante la Inspección de Trabajo que nos ha dado la razón pero es la Administración quien tiene que poner las soluciones”, ha resaldado Ana Tobal.

Por eso, una vez que Isabel Blanco ha tomado posesión de su cargo como presidenta de la Gerencia de Servicios Sociales confiamos en que en breve nos reciba, tal y como hemos solicitado para poner en su conocimiento todos los problemas que se viven en estas residencias.

“Si mantiene el mismo criterio que su antecesora en el cargo, a quien SAE igualmente solicitó en distintas ocasiones una reunión y nunca fuimos citados a ella, será una muestra inequívoca del nulo interés que la Administración de Castilla y León tiene en solucionar esta lamentable situación”, ha finalizado la secretaria autonómica de SAE.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído