Sindicatos y patronal lamentan la “incertidumbre y escasez” de los fondos europeos y piden a Mañueco que exija a Sánchez “más” para Castilla y León

CEOE plantea un diferente modelo de contratación para acabar con la despoblación, UGT pide la “cogobernanza” de los fondos europeos y CCOO exige una reforma fiscal porque “no vale solo vivir de lo que da Europa”

4 Comentarios

Reunión de los sindicatos y la patronal con Mañueco
Reunión de los sindicatos y la patronal con Mañueco

Los sindicatos CCOO y UGT y la patronal CEOE Castilla y León han lamentado la “incertidumbre y escasez” de los fondos europeos para la Comunidad y pidieron al presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, que exija a su homólogo en el Gobierno de España, Pedro Sánchez, “más fondos” de la UE para Castilla y León.

En la rueda de prensa posterior a la celebración de la reunión con el presidente de la Junta para fijar una posición de Comunidad de cara a la Conferencia de Presidentes que tendrá lugar este viernes en Salamanca, el primero en intervenir fue el presidente de CEOE Castilla y León, Santiago Aparicio, para recalcar la existencia de esa incertidumbre por no saber “cómo van a repartirse esos fondos, cómo y a quién van a llegar y qué criterios se emplean”.

Y es que, como reseñó Aparicio, “la incertidumbre es lo peor para desarrollar cualquier tipo de proyecto”, porque impide a las empresas castellanas y leonesas, principalmente pymes, “saber cómo actuar, cómo movernos y qué hacer”. Es por ello que el presidente de CEOE Castilla y León pidió “una información mucho más concreta y precisa” para poder empezar a ver “cómo conseguir algún contrato y adjudicación de esos fondos grandes que no sabemos dónde van a ir”.

Reclamó en ese sentido que parte de los fondos vayan a la interconexión de la línea eléctrica española con Francia y el resto de Europa, algo que beneficiaría a Castilla y León como “la mayor productora de energía eólica” de España para que la energía producida sobrante se vierta a la red y se pueda vender a esos países, bajando con ello un precio de la luz que, en su valor actual, “lastra la competitividad de las empresas y la economía de las familias”.

Por último, Aparicio pidió “cumplir con los criterios de la Unión Europea” a la hora de recibir los fondos europeos para “evitar sustos mayores” en el futuro, puesto que recordó que parte de esos fondos se han de devolver y que el dinero que envía Europa se enmarca en ayudas para “la modernización de las estructuras de nuestras empresas”.

Cogobernanza de los fondos europeos

Coincidió con el presidente de CEOE-CyL, en cuanto a la “incertidumbre” sobre la gestión de los fondos europeos, el secretario general de UGT en Castilla y León, Faustino Temprano, manifestando que “no está habiendo claridad” con el reparto. Por ello, pidió a Mañueco que traslade al presidente del Gobierno la necesidad de que exista cogobernanza para la administración de los fondos europeos para que el 50 por ciento de lo que se adjudique a cada Comunidad, que Temprano cifró en 5.000 millones de euros para Castilla y León, sea gestionada por el Gobierno de la Junta “con participación de la administración local”.

El objetivo es, según Temprano, que “no haya que devolver el dinero porque se imponga la burocracia a las necesidades” y que, además, los fondos se puedan destinar “para inversiones nuevas y no para las ya previstas”, con el fin de que las cantidades que reciba Castilla y León sirvan para “un cambio de modelo productivo en Castilla y León donde la industria adquiera mayor protagonismo y vayamos hacia la digitalización”.

“Tenemos que ponernos deberes todos de qué modelo productivo queremos”, sentenció en ese momento Temprano, apostando por “un cambio de Comunidad donde se produzca de una vez por todas la cohesión social y todos los territorios de Castilla y León se vean beneficiados”, para lo que recordó que también hace falta que el reparto de fondos tenga en cuenta “la despoblación, el envejecimiento y la situación empresarial de Castilla y León, donde el 95 por ciento de las empresas son pymes y micropymes”.

Y es que, para Temprano, “Castilla y León no va bien”, como demuestra que “cada vez supone menos peso dentro de la economía española”, por lo que pidió al presidente de la Junta “un compromiso de llevar un planteamiento de Comunidad” a la Conferencia de Presidentes donde “se reciba dinero suficiente para el cambio de modelo productivo” y que eso se pueda llevar a cabo a través de “negociación, y no solo información” por parte del Gobierno de España en estos encuentros, para que el reparto de los fondos europeos sea en base a “criterios objetivos”.

Por su parte, el secretario general de Comisiones Obreras en Castilla y León, Vicente Andrés, criticó que a la Conferencia de Presidentes “no va nada cocinado” salvo que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, “dé alguna sorpresa de última hora”, pero sí le pidió “más fondos” para Castilla y León porque la Comunidad “necesita coger el tren del progreso en este país”, dado que ahora va “en el vagón de cola”.

Por ello Andrés defendió que, en este momento, toca “orillar las diferencias” con el Gobierno autonómico en materias como los “incumplimientos” del Diálogo Social, y con la patronal en relación a la subida del SMI, para ofrecer un frente de “unidad ante las instituciones para pedir más fondos” sin olvidar que “no vale solo con vivir de lo que da Europa y el Estado” porque Castilla y León debe hacer “una reforma fiscal para tener más ingresos” y establecer un proyecto de Comunidad con los partidos y los agentes sociales y económicos para “saber qué modelo de Comunidad queremos y cómo debemos corregir los desequilibrios territoriales y la despoblación”.

Diferente modelo de contratación contra la despoblación

Sobre este último tema también se habló en la reunión con el presidente de la Junta y, respecto al mismo, el presidente de CEOE-CyL, Santiago Aparicio, coincidió en ir “unidos” a la Conferencia de Presidentes para exigir al Gobierno “un plan claro, concreto, conciso y definido” que incluya “una fiscalidad positiva, el acceso a internet en toda la Comunidad para no perder el tren de la digitalización e incentivos similares a Canarias o Ceuta” para funcionarios y trabajadores porque, ahora mismo, “no se cubren todos los puestos porque la gente no se quiere trasladar a zonas con mucha dispersión geográfica”.

En ese sentido, Aparicio también mencionó la posibilidad de cambiar el modelo de contratación, “con criterios diferentes”, en la Comunidad, para que las empresas “no mueran de éxito” y puedan cubrir los puestos de trabajo necesarios “optando a un cupo de extranjería”, porque aseguró que las empresas de Castilla y León “necesitan trabajadores pero no se encuentran por la situación geográfica, con la que no atraen personal, y porque la normativa de extranjería no lo permite”.

Invitación al grupo de trabajo de seguimiento

Todas estas cuestiones las seguirán debatiendo los sindicatos y la patronal que forman parte del Diálogo Social con el Gobierno de la Junta de Castilla y León tras el verano, puesto que estas organizaciones están invitadas a formar parte del grupo de trabajo de seguimiento de la gestión de los fondos europeos que ayer Mañueco ofreció al resto de formaciones políticas en las Cortes.

En cualquier caso, y tal y como recordó Faustino Temprano, los agentes presentes en el Diálogo Social ya acordaron con la Junta la creación de una comisión, ya constituida, referente a los fondos europeos, para que sindicatos y patronal tengan su propio espacio para dar su opinión y recibir información sobre “el dinero que va a venir a Castilla y León” de los fondos europeos.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído