​Los sindicatos piden “respeto” para los empleados públicos y exigen a Mañueco que “cumpla lo acordado” con la recuperación de las 35 horas semanales

Representantes de UGT, CCOO y CSIF han confirmado que mañana tendrá lugar el paro de dos horas y medias para todos los funcionarios públicos de la Comunidad y que la huelga del 6 de noviembre continúa hacia adelante salvo que el Gobierno regional recapacite

 WhatsApp Image 2019 10 24 at 13.09.27
WhatsApp Image 2019 10 24 at 13.09.27

Los tres sindicatos mayoritarios en el ámbito de los empleados públicos de Castilla y León y que firmaron el acuerdo para recuperar la jornada de 35 horas semanales con el anterior Gobierno de la Comunidad -CC.OO., UGT y CSIF- han explicado en rueda de prensa los motivos para continuar con las movilizaciones previstas para los próximos días debido al incumplimiento de dicho pacto.

Así, la primera de estas movilizaciones se dará este viernes, 25 de octubre, y consistirá en un paro de dos horas y media que se desarrollará en distintos horarios y de distintas formas según el servicio público en cuestión, tal y como ha explicado Fernando López, secretario general de los Servicios Públicos de UGT Salamanca.

A ese paro le seguirá, el próximo 6 de noviembre, una huelga general de todos los empleados de la Administración Pública de Castilla y León, si bien desde los tres sindicatos se espera que el Gobierno autonómico recapacite “y cumpla lo acordado”, reiteró Fernando López, quien recordó que el equipo de Fernández Mañueco, con él a la cabeza, están incumpliendo un acuerdo “que firmó su propio partido” el 21 de mayo.

De hecho, el secretario general de los Servicios Públicos de UGT Salamanca reflejó que Ciudadanos también se vanagloriaba de ese pacto, suscrito por el anterior consejero de la Presidencia, Santiago Juárez, así como de lo “bien planificado que estaba todo”, algo que se ha demostrado que no es así. En la firma del acuerdo también participó Alfonso Fernández Mañueco, actual presidente de la Junta, “y presumía de lo bien que estaba todo”.

Los sindicatos comenzaron a pedir recuperar la jornada de 35 horas, que se “perdió” en 2012 con el argumento de la crisis económica, en 2018, año en el que se cumplieron las tres condiciones establecidas en el acuerdo firmado por el Gobierno de Mariano Rajoy: no alcanzar el techo de gasto, reducir el déficit público y reducir la deuda.

“En 2018 volvimos a pedir instaurar las 35 horas, y el Gobierno autonómico lo fue dilatando hasta 2019 por las elecciones”, lamentó Fernando López, reflejando que el acuerdo se firmó una semana antes de las elecciones autonómicas, con la promesa de instaurarlo el 1 de junio para el turno de verano y el 1 de septiembre para el resto de trabajadores. De hecho, “había gente contratada para suplir la acumulación de horas, algo que los sindicatos celebramos” explicó Fernando López.

Sin embargo, “antes de octubre dicen que no van a cumplirlo porque no hay dinero, que no le llegan las transferencias del Gobierno. Pero cuando estas se anunciaron, dicen que es por falta de organización. Pero entonces, ¿qué han hecho ustedes desde que se firmó?” ha proseguido el secretario general de los Servicios Públicos de UGT Salamanca.

Por último, Fernando López, quien también habló de que la Consejería de Hacienda era favorable a la recuperación de las 35 horas, valoró como un “trampantojo y un engaño” lo que ha realizado Fernández Mañueco, y aseguró que esta Administración “no es de fiar”, dudando de si con el resto de acuerdos alcanzados “hará lo mismo y los deshará a su capricho”.

“Nos jugamos mucho no sólo como trabajadores, sino como cuidadanos”

Miguel Ángel González, secretario general de la Sección Sindical de CCOO de la Junta de Castilla y León en Salamanca, tomó la palabra para afirmar que la concentración que se realiza “para exigir respeto para los empleados públicos de la Comunidad”, quienes realizaron un “esfuerzo muy grande para que la crisis no se les fuera de las manos a los diferentes Gobiernos”.

Además, insistió en que no se puede tener un presidente “que nos miente sistemáticamente, que ha perdido el rumbo y que incumple sus compromisos”, demostrando para Miguel Ángel González que “carece de palabra y de credibilidad” al atacar a los empleados públicos de la Comunidad, que son “los que garantizan servicios públicos de calidad”.

“Si el presidente es capaz de incumplir un acuerdo firmado, qué no será capaz de hacer con el resto de leyes que se impulsaron en su momento” prosiguió el responsable de CCOO, quien lamentó que se utilizará la medida como “arma electoral” por parte del PP y de Ciudadanos.

De hecho, recordó que Mañueco se comprometió a “negociar personalmente” con los representantes de los trabajadores “pero a la última reunión, la más importante, tuvo la desfachatez de ni siquiera presentarse”, lo que es una falta de respeto “no sólo para nosotros, sino hacia toda la ciudadanía, a la que penaliza con esas medidas”.

Todo demuestra “falta de altura política” de Mañueco, al que Miguel Ángel González ha acusado de “tener otras intenciones más allá de la Comunidad, con la estrategia personal de seguir ascendiendo machacando al conjunto del personal” y, por ello, los sindicatos no pararán.

“La dignidad de las personas está por encima de cualquier interés partidista, y por eso animamos al personal de la Junta a secundar los paros parciales” afirmó el responsable de CCOO, quien igualmente relató que “nos jugamos mucho no sólo como trabajadores, sino como ciudadanos”.

Asimismo, Miguel Ángel González aseguró que con el aumento del horario de las jornadas a 37,5 horas no se ha mejorado los centros de trabajo, ya que desde 2012 “las listas de espera han ido aumentando”, por lo que las 35 horas no es un problema, sino la falta de escasez de personal. “No queremos ser el arma arrojadiza del Gobierno regional”, ha concluido.

“No hay dinero para los empleados públicos, pero sí para aumentar los cargos de confianza”

Por su parte, Ignacio Pérez, responsable del área de Sanidad de CSIF Salamanca, ha reiterado que los sindicatos lo que hacen es “pedir que se apliquen los acuerdos alcanzados”, concretamente el del 21 de mayo, y por ello no aceptan la renegociación que pretende el Gobierno regional.

“Somos defensores de los servicios públicos de calidad, como los que teníamos en 2012, cuando el servicio se prestaba hasta casi mejor” ha continuado Ignacio Pérez, quien ha valorado como “algo inadmisible” que la Administración se excuse con el problema presupuestario para no cumplir el acuerdo alcanzado y pretender retrasarlo hasta 2021.

Inadmisible porque “lo firmaron y lo usaron electoralmente, tanto PP como Ciudadanos” por un parte; por otra, porque “sí hay dinero para aumentar el sueldo a los procuradores, para aumentar los cargos de confianza, para crear más Viceconsejerías y para anunciar bajadas fiscales, pero no para los empleados públicos, que dan el servicio a los ciudadanos”.

Además, el responsable de CSIF ha insistido en que con la vuelta a las 35 horas semanales se fomentaría la creación de empleo y, por tanto, para afianzar la población de la ‘España vaciada’. “Es incomprensible que un Gobierno que empieza incumpla los acuerdos que su partido firmó. No necesitamos ni más reuniones ni más acuerdos, porque estamos hablando de la empresa más grande de la Comunidad, con 85.000 empleados”.

Para finalizar la comparecencia, Fernando López anunció que los sindicatos están estudiando la vía de judicializar el acuerdo y su incumplimiento porque “es obsceno” decir que no hay dinero. Además, si tras las movilizaciones y la huelga no surgen efecto, estudiarán otro calendario de concentraciones.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído