Solo Burgos supera a Salamanca en municipios de menos de 500 habitantes

Salamanca cuenta con 305, por debajo de los 314 de Burgos. En términos porcentuales se sitúa cuarta por detrás también de Soria y Guadalajara. Es la segunda provincia con más municipios registrados, solo por detrás de la burgalesa, únicas que se encuentran por encima de 300 junto con Barcelona

 Solo Burgos supera a Salamanca en municipios de menos de 500 habitantes
Solo Burgos supera a Salamanca en municipios de menos de 500 habitantes

Salamanca es una de las provincias partícipes de la estadística que preocupa a la Federación Española de Municipios y Provincias. De hecho, las 305 localidades que no llegan a los 500 habitantes suponen la segunda marca en todo el territorio nacional solo por detrás de Burgos, que cuenta con 314 en esta misma estadística.

Obviamente, difícil es que alguien supere estas cifras cuando no hay tantas localidades en otras provincias. Estas dos castellanas y leonesas son las únicas, junto con Barcelona, que superan las 300. Burgos tiene 371; Salamanca, 363; y Barcelona, 311. El resto está en todo caso por debajo.

Esto es así a pesar de que, por ejemplo, Salamanca es la decimosexta en extensión por detrás de otras como Badajoz o Cáceres, las dos más grandes, que cuentan con 165 y 223 municipios, respectivamente, o incluso Ciudad Real, con solo 102 municipios a pesar de ser la tercera en extensión.

Por ello, entre otras cosas, Salamanca aparece en los primeros puestos en número y también en porcentaje en esta particular clasificación de municipios muy despoblados en riesgo de extinción. Tanto que los 305 suponen un 84,25%, algo que solo superan las provincias de Soria (89,07%), Guadalajara (85,76%) y la propia Burgos (84,63%).

Estas cifras, especialmente esos 248 municipios entre los 100 y los 500 habitantes, demuestran que, independientemente de ese peligro de desaparición, en Salamanca, el arraigo sigue más presente que en otras provincias que, incluso, pueden llegar a estar más envejecidas. De hecho, según las estadísticas, y comparándolas con las de Salamanca, sorprende que León, Orense y Lugo no lleguen a los diez municipios con menos de cien habitantes y que en estos dos últimos casos ni siquiera haya uno.

Lo mismo ocurre en el caso de las localidades de menos de 500 habitantes, cuatro entre las dos provincias gallegas, aunque en León sí se dispara ya hasta las 90. Más allá de las dos Castillas, La Mancha y León, las personas tienden a agruparse mientras que en estas, están más dispersas como puede demostrar también el hecho de que, mientras el conjunto de capitales de provincia han ganado 14.000 habitantes en el último año, Salamanca ha perdido 1.500 o que la provincia ha perdido en este siglo casi 15.000 personas que se corresponden prácticamente con las de la capital.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído