La tosferina asintomática es más común en los bebés de lo que se pensaba anteriormente

Se trata de una causa importante de muerte en bebés y niños pequeños en todo el mundo

EP

1 Comentarios

Un bebé amamantándose. | EP
Un bebé amamantándose. | EP

La tosferina asintomática es más común en los bebés de lo que se pensaba anteriormente, según ha puesto de manifiesto un estudio llevado a cabo por investigadores de la Universidad de Boston (Estados Unidos) y que ha sido publicado en la revista 'eLife'.

La tosferina sigue siendo una causa importante de muerte en bebés y niños pequeños en todo el mundo y, a pesar de los programas mundiales de vacunación, muchos países están experimentando un resurgimiento de esta enfermedad altamente contagiosa.

En este sentido, el estudio sugiere que la mayoría de los adultos y muchos niños que contraen tos ferina no muestran ningún síntoma, una reversión de lo que muchos expertos han creído durante mucho tiempo sobre una infección que puede causar meses de violentos ataques de tos y sonidos de 'gritos'.

El documento se basa en un estudio de 2015 en el que los investigadores descubrieron una serie de infecciones por tos ferina débilmente positivas después de recolectar muestras de hisopos nasales de 2.000 parejas madre/bebé en Zambia cada 2-3 semanas durante varios meses, utilizando un diagnóstico de PCR cuantitativa (qPCR).

En un análisis de qPCR estándar, estas señales de baja intensidad se descartarían como resultados falsos positivos. Pero los grupos repetidos de casos maternoinfantiles, que ilustraron un arco natural de infección a medida que la infección seguía su curso, sugirieron que estas débiles señales de PCR proporcionaban información importante sobre la enfermedad.

"El hecho de que encontremos concordancia entre los pares madre / bebé nos dijo que, con toda probabilidad, incluso las madres débilmente afectadas son contagiosas a corta distancia y probablemente estén infectando a sus bebés. La propagación asintomática no es un fenómeno único con las enfermedades infecciosas", han detallado los expertos.

Para confirmar que estas señales débiles eran precisas y relevantes, los investigadores realizaron un análisis más detallado para el estudio eLife y descubrieron evidencia adicional que respalda la probabilidad de transmisión asintomática.

El grupo de señales débiles se alineó con señales más fuertes, lo que indica que ocurrieron durante un brote; los conglomerados reflejaban el ascenso y la caída naturales de una epidemia; las señales estaban fuertemente agrupadas en parejas madre/bebé; y cuanto más fuerte es la señal de qPCR, más probabilidades hay de que los individuos experimenten síntomas.

Posteriormente, los investigadores luego compararon los casos sintomáticos con los casos asintomáticos y descubrieron que aproximadamente el 70 por ciento de las madres infectadas no mostraban síntomas y aproximadamente el 25 por ciento de los bebés infectados no presentaban síntomas. Y los bebés con síntomas leves (tos o secreción nasal) representaron más del 50 por ciento de las infecciones.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído