Tráfico insiste en que la subida salarial que piden los examinadores no es de su competencia

Aseguran que han expuesto todas las peticiones ante el Ministerio de Hacienda, que reitera la imposibilidad de acometer una subida solo en un grupo de funcionarios. Desde la DGT se ponen a disposición de los examinadores “para tratar los temas que consideren oportunos en cuantas ocasiones estimen convenientes” que sí estén dentro de sus competencias
 

0 Comentarios

 Tráfico insiste en que la subida salarial que piden los examinadores no es de su competencia
Tráfico insiste en que la subida salarial que piden los examinadores no es de su competencia

La encallada situación no tiene visos de avanzar entre el Comité de Huelga de los examinadores de Tráfico y la propia Dirección General, principalmente porque estos últimos no tienen la competencia directa de la petición que realizan. Así lo dejaron patente en la última reunión realizada la pasada semana, en la que se trató el tema de la suspensión de la huelga indefinida planteada que finalmente serán paros de tres días como se ha venido realizando durante buena parte del verano. 

En esta ocasión fueron casi cuatro horas de reunión en la que apenas se pudo dar ningún paso para solucionar la situación. De hecho, el traslado del director general de Tráfico, Gregorio Serrano, fue el de que no hay competencias para autorizar la subida retributiva que piden los examinadores pero que, a pesar de ello, sí ha defendido ante el Órgano competente, el Ministerio de Hacienda, los argumentos de los examinadores. 

Sin embargo, la institución que dirige Cristóbal Montoro ya ha repetido en sucesivas ocasiones que no se puede aprobar una subida salarial solo a ciertos funcionarios del Estado dejando al margen a todos los demás que también aspiran a dichas subidas retributivas. Con vistas a esa posible solución, eso sí, el director general sí les reiteró su absoluta disponibilidad para tratar los temas que consideren oportunos en cuantas ocasiones estimen convenientes.

Servicios mínimos

Frente a la negativa de los examinadores de desconvocar los paros, la negociación se centra en los servicios mínimos que se deben realizar en esta huelga. Frente a ello, la primera petición de la DGT fue la de establecer el 65% de servicio, algo que descartó el Comité de Huelga al considerar que no se trata de un servicio esencial.

Pese a ello, el Comité de Huelga, dice la DGT, una vez escuchado a Gregorio Serrano, que afirmó que este es el único organismo y mecanismo que puede expedir los permisos de conducción en España, propuso unos servicios mínimos del 20% para no perjudicar a los ciudadanos. El porcentaje, sin embargo, fue considerado mínimo por la DGT que, en un intento de llegar al acuerdo, bajó sus pretensiones al 50%, lejos del 75% que pedían las autoescuelas.

En este laberinto de números, sin embargo, el acuerdo, incluso en los servicios mínimos, ha estado enquistado sin parecer tener ningún tipo de avance pese a que el lunes 4 se acercaba. Finalmente, este viernes, la DGT hacía público un secreto a voces. No habrá servicios mínimos una vez que la huelga total se convirtiera al día siguiente del anuncio en una parcial de tres días. 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído