UGT apuesta por la llegada de población extranjera a Castilla y León para mantener el estado de bienestar

Mientras el 11,3% de la población en España tiene nacionalidad extranjera, ese porcentaje desciende a un 6,52% en la comunidad

37 Comentarios

Castilla y León, con menos población extranjera que la media nacional
Castilla y León, con menos población extranjera que la media nacional

Este domingo, 11 de julio, se celebra el Día Mundial de Población y UGT CyL ha elaborado un informe sobre la tendencia poblacional de Castilla y León en el que indica que las consecuencias de la pandemia también se han dejado sentir en los flujos migratorios.

Según UGT, el descenso en el incremento de la población de nacionalidad extranjera está relacionado con las restricciones a la movilidad y a la entrada de personas procedentes del exterior, pero también con la pérdida de empleo y la emigración por diversos motivos. Aun con este descenso, España alcanzó el pasado 1 de enero de 2021 un nuevo máximo de población, con 47.394.223 de personas, que, según el informe elaborado por la organización sindical, se debe fundamentalmente al aporte de la inmigración.


Cabe recordar que el 11,3% de la población en España tiene nacionalidad extranjera. No obstante, ese porcentaje desciende a un 6,52% en Castilla y León. En la misma línea, en el periodo 2020-2021 se aprecia una pérdida de población de nacionalidad española nacida en España, con -183.298 personas menos, que supone más del doble que en el periodo 2019-2020 y que, de acuerdo con el sindicato, está directamente relacionado con los fallecimientos causados por el COVID-19, que han afectado especialmente al grupo de población de edad más avanzada. A 1 de enero de 2020, el 21% de la población de nacionalidad española tenía más de 65 años, frente al 8´3% de la población de nacionalidad extranjera que superaba esta edad.
Es más, este saldo vegetativo es negativo en nuestra comunidad, puesto que, por cada mil habitantes, desciende a –9,43 en el año 2020 pese a la llegada de población migrante. Sin embargo, el aumento del saldo migratorio exterior no ha sido suficiente para compensar el descenso de habitantes. Además, si tomamos como referencia la población originaria de Castilla y León, son más las personas que deciden marchar que volver y la llegada de población extranjera no ha logrado compensar el consiguiente decrecimiento poblacional.
 
Por eso, el informe elaborado por UGT Castilla y León concluye que “en una comunidad con un crecimiento vegetativo negativo, la llegada de personas de nacionalidad española o extranjera desde el exterior se convierte en el único elemento que hace crecer la población y, para poder mantener el estado de bienestar, tenemos que hacer que nuestra comunidad resulte atractiva y cuente con oportunidades laborales, sociales y culturales suficientes”.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído