Las unidades móviles para la detección de positivos en COVID-19 cesarán su actividad el lunes ante la "mejora" de la situación

El consejero de Sanidad de la Junta ha anunciado que los contagios diarios de COVID-19 "decrecen con la misma aceleración con la que crecían la primera semana de enero"

Alejandro Vázquez, consejero de Sanidad de la Junta de Castilla y León
Alejandro Vázquez, consejero de Sanidad de la Junta de Castilla y León

Tras la realización de más de 101.000 test y cerca de 24.000 positivos en COVID-19 detectados en el conjunto de la comunidad autónoma, las unidades móviles para ejecución de cribados masivos a lo largo de la provincia ponen freno a su actividad. La Consejería de Sanidad de la Junta de Castilla y León puso en marcha estos camiones ante el notable crecimiento en el número de contagios diarios desde finales del año 2021. Así, el 4 de enero, estos camiones comenzaron su recorrido por diferentes municipios de Salamanca y del conjunto de Castilla y León para detectar contagiados y parar así la cadena de transmisión.

Según ha afirmado el consejero de Sanidad, Alejandro Vázquez, en una rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno de este jueves, 27 de enero, "se muestran satisfechos con el resultado ya que, a pesar de haber realizado menos pruebas de las esperadas en un principio, se han podido eliminar más de 20.000 positivos de la cadena de transmisión". Así mismo, también muestra su satisfacción al "haber acercado estos cribados masivos al medio rural".

Esta medida se ha llevado a cabo gracias a la "mejora" en la situación epidemiológica presentada en las últimas jornadas. El consejero ha expuesto que "es la segunda semana en la cual el número reproductivo básico se encuentra por debajo de 1 y estamos decreciendo con la misma aceleración que se crecía en la primera semana de este año". 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído